Una escuela para defender la escuela

Sábado, 10 de la mañana. El cielo gris, la temperatura en descenso y la repentina caída de unas tímidas gotas de lluvia marcan el comienzo del fin de semana. No obstante, frente a la apacible alternativa de no programar el despertador y reponer las horas de sueño perdidas desde el lunes, una quincena de estudiantes decide volver a madrugar para seguir formándose, pero, en esta ocasión, desde una perspectiva diferente. Continuar leyendo “Una escuela para defender la escuela”