“África no es un continente pobre, es un continente empobrecido”

Con un libro de cuentos bajo el brazo y una sonrisa en la cara, Joussef Coulibaly, activista en diversas causas sociales y músico, saludó a los estudiantes que, poco a poco, iban tomando asientos para escucharle. El pabellón del colegio Clara Campoamor (Miguelturra, Ciudad Real) se convirtió, por una vez, en una ventana al mundo desde la que desarrollar una nueva forma de mirar la vida y practicar la empatía.

“Un cuento sirve para reflexionar, sobre todo cuando te enseñan la importancia de ayudar a otras personas”, explica Coulibaly, que en su segunda visita a este colegio público de educación infantil y primaria recitó a los alumnos cuentos que cuentan las madres a sus hijos en África y América, un trabajo realizado por distintos cooperantes de Solman (Solidaridad Manchega), la ONG ciudadrealeña que lleva años emprendiendo proyectos sociales y culturales en diversas partes del mundo y con la que Joussef colabora activamente.

En su mirada cosmopolita del mundo, Joussef analiza los problemas sociales y ambientales que vive su tierra, castigada en la configuración actual de las relaciones norte-sur. La pobreza, que “va más allá del hambre”, entraña todos los ámbitos de la vida. Es “la falta de algo a alguien”. Desde la gestión de los recursos hasta el acceso a la cultura, pasando por la mirada prejuiciosa que implica falta de tolerancia, es decir, de saber mirar al ser humano dejando de lado todos los mitos que nos acechan.

Jousef Coulibaly contando cuentos en el colegio Clara Campoamor
Joussef Coulibaly contando cuentos en el colegio Clara Campoamor

Al mirar con lupa un concepto tan amplio y abstracto, se desvelan los mecanismos políticos y económicos que provocan que África no sea un continente pobre, sino “un continente empobrecido” en el que sus habitantes sufren las consecuencias de albergar en sus territorios los recursos naturales que se codician en el norte para mantener lubricada la cadena del consumismo.

Coulibaly entiende que en esta situación hay varios responsables: “Lo que se hace mal es la manera sacar los recursos naturales que hay en África, algo de lo que son culpables los africanos”.  No obstante, “hay otra cadena de la que se aprovechan otros para producir nuestros móviles y aparatos de consumo”.

Jousef Coulibaly
Joussef Coulibaly

Para luchar contra estos gigantes, el activista destaca la capacidad de cada persona de exigir ética a las marcas y los comerciantes. “Si yo quiero ir a comprar algo a tu casa y veo que estás maltratando a tu hijo, puedo hacer algo. Te puedo exigir que no trates así a tu hijo porque dejaré de comprarte tu producto. Eso puedes hacer” , explica Coulibaly, aplicándolo a todas las empresas y organizaciones que no actúan con ética a la hora de vender sus productos.

En ese empobrecimiento de las personas provocado por la ley del dinero, también sufre la naturaleza. Un ejemplo de esos abusos son los movimientos de empresas chinas en Madagascar, donde deforestan sus bosques para llevarse la madera a la industria asiática. Es el empleo de la fuerza del dinero, que ni entiende ni le importa el delicado equilibrio de la naturaleza.

Frente a todos estos problemas, Joussef no se rinde en su empeño por mejorar el mundo y pone su granito de arena trabajando en nuevos proyectos. Próximamente, fundará una asociación para enviar recursos médicos y ayudas sociales a personas con enfermedades y problemas físicos en varios países africanos con el fin de ayudarles en su día a día. Un espíritu emprendedor que busca, en primer lugar, el bienestar de las personas y la naturaleza en lugar del puro beneficio económico.

La cueva del río asistirá, el próximo 28 de junio, a las IV Jornadas Internacionales de Periodismo Medioambiental

Ahora que estamos en la recta final de nuestra formación universitaria, queremos seguir formándonos y seguir aprendiendo. Hemos recibido la oportunidad de acudir a las IV Jornadas Internacionales de Periodismo Medioambiental, organizadas por el diario El Mundo con la colaboración de ECOEMBES.

En esas jornadas tendremos la oportunidad de escuchar a destacados profesionales de medios españoles e internacionales como Mar Cabra, Sara Acosta, o Javier Gregori entre otros.

Aquí puedes consultar toda la información sobre las jornadas

Acudiremos para seguir aprendiendo y ampliando nuestros horizontes periodísticos.

 

La esclavitud del siglo XXI

El 2 de diciembre es el día mundial por la abolición de la esclavitud, una fecha que conmemora que en 1949 la ONU aprobó el “Convenio para la represión de la trata de personas y la explotación de la prostitución ajena”.  Sin embargo, en pleno siglo XXI, la esclavitud aún no está abolida. Según los datos de Walk Free, en el mundo hay 29 millones de personas que viven bajo algún tipo de régimen de esclavitud, ya sea trabajo infantil, explotación sexual, trata de personas o explotación laboral, pudiendo entrar en el debate de la precarización laboral y la dependencia financiera de las personas como una de las nuevas formas de la esclavitud de éste siglo.

Atrapados en el precio
de una crisis eterna
Por tener esas cosas
que no nos interesan
Protestar débilmente,
reprimidos con fuerza

Así al menos lo denuncia Gatillazo, refiriéndose a cómo un sistema económico basado en la sociedad de consumo provoca que grandes empresas multinacionales decidan llevar sus centros de producción a países en los que los derechos de los trabajadores están menos protegidos que en Occidente, al menos hasta ahora.  Esta denuncia cobra mayor fuerza cuando organizaciones como SETEM empiezan a señalar a empresas concretas por el mantenimiento de éste tipo de situaciones en las que los derechos de los trabajadores quedan tan mermados que bien podrían considerarse como esclavitud. Sin embargo, antes de ahondar en éstas posibles nuevas formas de la esclavitud en el siglo XXI, sería necesario detenerse a averiguar en qué consiste el concepto de esclavitud y cómo se formó.

Una historia que llega a nuestros días

La esclavitud es un fenómeno que existe desde hace muchos siglos atrás y que se ha manifestado en todas las grandes civilizaciones de todos los continentes. Desde la mano de obra esclava que construyó las pirámides de Egipto hasta la mano de obra esclava que trabajó en los campos de algodón en el sur de Estados Unidos, la esclavitud ha sido una práctica habitual por parte de Estados imperialistas que no dudaban en arrasar la dignidad humana si con ello obtenían de una forma más rápida el control, por la fuerza, de otros territorios, otros pueblos y sus recursos.

Antes de que la ONU aprobara en 1949 el Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena (resolución 317-IV) , de 2 de diciembre de 1949) y por el que se conmemora cada año el día internacional de la abolición de la esclavitud, tuvimos antecedentes en la historia de la abolición de la esclavitud, personalizadas en las figuras de William Wilberforce en Inglaterra, o Julio Vizcarrondo Coronado en España que lucharon contra las prácticas que llevaban a cabo ambos imperios en sus respectivas colonias. Lo explica el investigador y pastor evangélico José Moreno Berrocal en una entrevista que concedió a la televisión Mancha Centro sobre una investigación que dedicó a la figura de Wilberforce.

Ahora, si nos centramos en la historia del abolicionismo, aunque nuestro referente más reciente sea el 2 de diciembre de 1949 como hemos comentado antes, hubo otros intentos diplomáticos anteriores para acabar con estas practicas inhumanas. Tal y como afirman David Weissbordt y La Liga contra la esclavitud en un informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicado en 2002 “el primer instrumento internacional que condenó esta práctica fue la Declaración de 1815 relativa a la abolición universal de la trata de esclavos (la «Declaración de 1815»)”.

Según éstos investigadores, “el movimiento abolicionista se inició con objeto de poner término a la trata de esclavos en el Atlántico y libertar a los esclavos en las colonias de países europeos y en los Estados Unidos de América” . Recuerdan que “existe un gran número de acuerdos multilaterales y bilaterales que datan de principios del siglo XIX y contienen disposiciones por las que se prohíben esas prácticas tanto en tiempo de guerra como de paz”. Además, apuntan que “se ha estimado que entre 1815 y 1957 se aplicaron unos 300 acuerdos internacionales relativos a la abolición de la esclavitud” pero afirman que “ninguno de ellos ha sido totalmente efectivo”.

¿Por qué es tan ardua la lucha contra la esclavitud?

Uno de los principales problemas que ha tenido la lucha contra la esclavitud es la laxitud de los Estados para aplicar medidas que acaben con ella de forma contundente. Esa falta de rigor contra ésta lacra contra los derechos humanos está causada también por las dificultades para establecer una definición internacional de esclavitud, ya que algunos Estados se sentían molestos cuando se proponía desde asambleas como la de la Sociedad de Naciones una definición del término debido a que implantar medidas contra la esclavitud contravenía los intereses económicos de aquellos Estados que basaban gran parte de su plan de desarrollo económico en la esclavitud.

Lo aseguran David Weissbordt y La Liga contra la esclavitud en ese informe antes citado: “Las definiciones han sido controvertidas por dos razones: en primer lugar, hay diferencias de opinión sobre qué prácticas deben considerarse esclavitud y, por consiguiente, eliminarse; en segundo lugar, las definiciones han solido llevar aparejadas obligaciones para los Estados de adoptar determinadas medidas correctivas”. Ésta situación provocaba que “haya habido desacuerdo sobre las estrategias más apropiadas para eliminar cualquier forma de esclavitud”.

Por ello, los investigadores del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos explican que “para que las Naciones Unidas o cualquier otro órgano internacional pueda desempeñar con eficacia un mandato relativo a la esclavitud, es necesario crear un consenso internacional sobre qué prácticas abarca el concepto de esclavitud”. Además, advierten de que “si se interpreta el término de manera que incluya todas las injusticias sociales o violaciones de los derechos humanos que puedan cometerse, su acepción será tan amplia que perderá sentido” y esa “interpretación exagerada, a su vez, desdibujaría la labor de lucha contra el fenómeno de la esclavitud y reduciría su eficacia en la persecución del objetivo de eliminarlo”. Y concluyen remarcando la necesidad de “examinar la definición de la esclavitud dada en los instrumentos internacionales a fin de determinar qué prácticas abarca el término” y acabar con ella.

Sin embargo, a pesar de los fracasos políticos y diplomáticos por los intereses de los esclavistas, sí se ha conseguido que el Derecho Internacional persiga esta práctica gracias a los esfuerzos de la Sociedad de Naciones y, posteriormente a la II Guerra Mundial, de la ONU.  De hecho, Weissbordt y su equipo aseguran que “la Corte Internacional de Justicia ha determinado que la protección contra la esclavitud es uno de los dos ejemplos de «obligaciones erga omnes»” que constituyen las “obligaciones que tiene un Estado con la comunidad internacional en su conjunto” además de haber conseguido que “la práctica de la esclavitud haya sido reconocida universalmente como crimen de lesa humanidad, y el derecho a no ser sometido a esclavitud se considera tan fundamental «que todas las naciones están legitimadas para denunciar a los Estados infractores ante la Corte de Justicia»“. El problema está ahora en que los Estados se atrevan a denunciar a otros Estados u empresas multinacionales que practiquen la esclavitud en alguna de sus formas cuando las relaciones políticas dependen, en gran parte, de las dependencias económicas causadas por prácticas como la esclavitud.

¿Qué es exactamente la esclavitud?

La Sociedad de las Naciones fue el primer órgano a nivel internacional que trató de afrontar la dura tarea de definir la esclavitud, a pesar del juego de intereses con el que tenía que lidiar. En la convención publicada el 25 de septiembre de 1926 se define la esclavitud como «el estado o condición de un individuo sobre el cual se ejercitan los atributos del derecho de propiedad o algunos de ellos»” (art. 1, párr. 1) y también se define la trata de esclavos como «todo acto de captura, adquisición o cesión de un individuo para venderlo o cambiarlo; todo acto de cesión por venta o cambio de un esclavo, adquirido para venderlo o cambiarlo, y en general todo acto de comercio o de transporte de esclavos» (art. 1, párr. 2). Ésta convención también apunta «que el trabajo forzoso u obligatorio lleva consigo condiciones análogas a la esclavitud» y establece que «no podrá exigirse más que para fines de pública utilidad».

El siguiente gran texto internacional será la Convención que redactó la ONU en 1949 y que ya hemos citado al principio del reportaje. En ese texto se hace especial alusión a la prostitución como una de las formas de esclavitud, diferenciándose especialmente de otros textos en el énfasis que se hace en la denuncia de la explotación sexual que una persona ejerza sobre otra con el fin lucrarse de algún modo, aún teniendo -y ésto lo especifica especialmente la ONU en el artículo 1º de la Convención-, el consentimiento de la persona explotada.

¿Cómo se manifiesta la esclavitud en el siglo XXI?

Tal y como apuntarían David Weissbordt y José Moreno Berrocal, intentar introducir en el concepto de esclavitud todo tipo de violaciones de derechos podría reducir la eficacia de la abolición. Sin embargo, cada vez hay más voces que denuncian que las reformas que tienden a la precarización del mercado laboral están dejando a muchas personas sin capacidad de tomar sus propias decisiones debido a la dependencia económica que padecen, bien porque no tienen trabajo o porque, aunque lo tengan, el sueldo que perciben no es lo suficiente para cubrir las necesidades básicas, produciéndose, además, la situación de que haya personas con empleo que vivan bajo el umbral de la pobreza. En España, por ejemplo, un informe de la EAPN asegura que la tasa de pobreza de personas con trabajo supera el 12% desde 2010 y otro estudio, ésta vez de los investigadores de la Universidad de Alcalá, Jose María Arranz y Carlos García Serrano, corrobora la situación de pobreza en la que vive una parte de la población española a pesar de tener un empleo.

Sin embargo, la explotación laboral y la precarización de las condiciones del trabajo tienen un componente internacional acentuado por la globalización. Ahora ya no serían los Estados los esclavistas, sino ciertas multinacionales. Antes de abordar el debate de si debe considerarse la precarización una de las nuevas formas de esclavitud del siglo XXI, veamos la denuncia que lleva a cabo SETEM en la campaña “Ropa Limpia” y que viene a cuento de ésta noticia sobre la responsabilidad de empresas como El Corte Inglés o Inditex con sus trabajadores de Bangladesh.

 

¿La precarización puede convertirse en esclavitud?

12 horas al día, 6 días a la semana, 38 euros al mes

Sin entrar en el nivel de vida de los ciudadanos de Bangladesh, podría considerarse que cobrar 38 euros al mes por 72 horas de trabajo a la semana es abusivo para el trabajador, especialmente cuando se tiene como referencia una jornada de 48 horas a la semana y un sueldo que llegue, como mínimo, hasta los 1000 euros al mes, al menos antes de que estallara la crisis económica en Occidente.

SETEM es una organización que durante años se ha dedicado a denunciar los abusos que cometen en el mundo ciertas multinacionales, especialmente las españolas. Ya denunciaron en su campaña “Banca Limpia” los negocios sucios de bancos de origen español con la industria, privada, armamentísitca. En el ámbito de los abusos de las multinacionales a los derechos laborales, destacan la ya mencionada campaña “Ropa Limpia” y “Wind of change”. Ésta última, que es la más reciente, se centra en las condiciones laborales que sufren trabajadores de destacadas empresas de electrónica que fabrican smartphones, tabletas y otros dispositivos. Según denuncian, varios trabajadores habrían sufrido intoxicaciones e incluso otros habrían llegado a morir al trabajar en malas condiciones higiénicas y de seguridad laboral, sufriendo, además, contratos abusivos por parte de éstas multinacionales como bajas de cinco días que obligaban a algunos trabajadores a abandonar el puesto de trabajo. Esta información se desarrolla de forma más detallada en el informe “Vientos de cambio: El poder de la compra pública para mejorar las condiciones laborales de la industria electrónica mundial” . Este informe fue redactado por DanWatch, una ONG de origen danés que colabora con SETEM en campañas para denunciar situaciones como la mencionada.

Hablamos con Alba Trepat, miembro de SETEM y organizadora de varias campañas como Ropa Limpia o “Wind of change” y le preguntamos si puede considerarse esclavitud los abusos laborales que denuncian. Nos responde que “en Electronics Watch, y en la Campaña Ropa Limpia, no hablamos nunca de esclavitud sino de condiciones laborales que se asemejan a la esclavitud o como mucho de “trabajo esclavo”. La esclavitud, según la OIT, se define como trabajo forzoso http://ilo.org/global/topics/forced-labour/lang–es/index.htm. Aquí denunciamos horas extras obligatorias y salarios de miseria, pero no trabajo forzoso. CLW, que yo sepa no ha encontrado casos de esto”. Trepat nos aclara, por tanto, que no denuncian que exista esclavitud, sino trabajo esclavo, aunque, como hemos visto antes en la convención de la Sociedad de Naciones sobre la esclavitud «el trabajo forzoso u obligatorio lleva consigo condiciones análogas a la esclavitud». El debate radica ahora en el grado de obligatoriedad que sufren éstos trabajadores de la industria electróncia y si la dependencia de un sueldo mísero lleva a aceptar condiciones laborales cercanas al trabajo esclavo.

Indagando sobre esas condiciones laborales que conllevan el “trabajo esclavo”, Alba Trepat nos explica que “en el sector de la manufactura electrónica los salarios que se pagan en los países del sureste asiático se ajustan al mínimo legal, las jornadas de trabajo son larguísimas, con turnos de hasta 12 horas seguidas o hasta seis o siete días en una semana en China, con jornadas de hasta 84 horas semanales”. La miembro de SETEM hace hincapié en que “en muchos casos las horas extras son obligatorias o al menos los trabajadores y las trabajadoras no están en posición de rechazarlas. Nos dice que “inmigrantes y estudiantes tienen menos salario y menos derechos y se han encontrado casos de trabajo infantil (14 o 15 años). Además, -añade- la exposición a productos tóxicos, algunos de uso restringido en Europa, está relacionada con la aparición de cánceres, leucemias, abortos espontáneos, etc, ya que en muchos casos no se aplican medidas de seguridad suficientes”.

Cerrar éste debate será difícil, sobre todo en los tiempos que corren. Por un lado, es cierto que no es comparable el trato que recibían los esclavos africanos en los barcos negreros españoles, británicos, franceses, holandeses, estado-unidenses… en los que se maltrataba físicamente y de manera muy cruenta a los seres humanos víctimas de la esclavitud -por no hablar de los esclavos del mundo antiguo, por ejemplo los contemporáneos de Espartaco-. Sin embargo, es cierto que la precarización de las condiciones laborales reduce el margen de maniobra de las personas y las hace más dependientes del mísero sueldo que cobren de las empresas que ejerzan ésta clase de abusos. Ésto llevaría a una esclavitud voluntaria del trabajador, un tipo de dominación psíquica por la dependencia del salario. Pero hay que tener cuidado en asimilar precarización laboral con esclavitud, debido al riesgo que supone dejar demasiado abierto el concepto de esclavitud y, por ello, no poder llevar a cabo políticas abolicionistas.

Una esclavitud más rentable

En relación a éste tipo de políticas, la profesora-docotra de Derecho Penal  de la Universidad de Jaén, Esther Pomares Cintas, habla en un ensayo sobre la introducción en el Código Penal en el año 2010 del delito de Trata de Seres Humanos con finalidad laboral sobre las prácticas que llevan a cabo ciertas multinacionales, con la complicidad de algunos Estados, para deslocalizar fábricas desde países occidentales, dejando a sus trabajadores en paro, y llevándolas a países donde los Estados permiten que los derechos de los trabajadores estén menos protegidos. Concretamente, la profesora-doctora Pomares habla de los factores que explican la trata de seres humanos”.

Según la profesora de la Universidad jienense, “la necesaria vinculación del delito del 177 bis a determinados objetivos explotadores convierte a la trata de seres humanos en la versión moderna de la trata de esclavos que se produjo hasta el siglo XIX”. Explica que “la nueva esclavitud del siglo XXI es, en cambio, más rentable: es más barata que aquella legalmente establecida porque se basa en una relación fáctica de dominio, en la que el valor de adquisición y mantenimiento del esclavo contemporáneo es mucho menor”.

“Esta instrumentalización mercantilista de las personas -continúa- es una perversión más del modelo de producción capitalista dominante (globalizado) basado en la explotación de unos países sobre otros y en la supremacía del libre mercado; la libertad de compra y venta se convierte en un imperativo moral, en fundamento de la naturaleza humana y base de una sociedad libre”. Además, añade que “no sólo han aumentado las diferencias y desigualdades respecto de los países desarrollados, creando situaciones de necesidad y vulnerabilidad de amplios sectores de la población mundial que son los que alimentan el fenómeno de la trata. Los derechos sociales también están sufriendo una metamorfosis en aras de una ética que gira en torno a la competitividad, que establece, de hecho, la mercantilización del trabajo y de los trabajadores”.

La especialista en Derecho Penal explica que en la actualidad “mantener el techo social, las garantías laborales, crear mecanismos públicos de control propios del Estado social y democrático de derecho, representa un grave obstáculo para la supremacía del mercado. La globalización del sistema neoliberal que desea contar con espacios de auto-des-regularización produce efectos perversos: cuanto más reducido sea el techo de las garantías sociales de un Estado, mayor será la confianza empresarial a la hora de mantener, o en su caso, generar empleo –precario, tal y como señala la especialista- porque menores serán los costes de producción”.

La doctora apoya su análisis en una cita de Ignacio Ramonet: “Hasta tal punto que, como señala I. RAMONET, se está desarrollando una suerte de trata legal” y alude al conflicto entre los trabajadores de FIAT y su empresa cuando la automovilísitca italiana decidió deslocalizar sus fábricas hacia Europa oriental: “Es lo que sucedió en febrero de 2011 en Italia”.

“El grupo Fiat colocó al personal de sus fábricas ante un chantaje: o los obreros italianos aceptaban trabajar más, en peores condiciones y con salarios reducidos, o las fábricas se deslocalizaban a Europa del Este. Enfrentados a la perspectiva del paro y aterrorizados por las condiciones existentes en Europa del Este (…), el 63% de los asalariados de Fiat votaron a favor de su propia sobreexplotación…”. I.Ramonet

En este sentido, la miembro de SETEM, Alba Trepat, nos explicaba que sobre la deslocalización de industrias que “China ocupa una posición central como principal productor de la industria electrónica, pero el aumento de los salarios en las regiones costeras ha provocado algunos cambios en un mercado que busca países con bajos costes salariales. En las regiones del interior de China –como por ejemplo Chongqing–, el salario mínimo es más bajo que en la costa. Estas diferencias han provocado que los centros de producción se establezcan en las provincias del interior. Por otro lado, entre las empresas se detecta una tendencia creciente a abandonar China para trasladarse a países que ofrecen mano de obra más barata, como Vietnam, que está cerca de la frontera sur de China, no muy lejos del clúster de Guangdong. A raíz de la importancia de los proveedores y de las redes de clústeres especializados, es poco probable que en un futuro cercano los clústeres existentes en China, Indonesia y Malasia se trasladen a otros países”.

Volviendo al análisis de Esther Pomares vemos que “este planteamiento manifiesta la tendencia a considerar la dignidad de las personas en un segundo plano, en la medida en que su protección no afecte a las bases del sistema económico”. Explica que “el trabajador es, sobre todo, fuerza productiva, una situación que se agrava respecto del perfil económico que define al extranjero inmigrante, al que se le reserva un estatus de inferioridad legal y excluyente, y que suele coincidir con el perfil de la víctima de la trata”.

Explicando lo anterior, asegura que “el Estado expulsa a un importante sector de seres humanos procedentes de terceros países de los confines del marco productivo para reincorporarlos posteriormente como ilegales en la producción”.Afirma además que “la clandestinidad del extranjero, las trabas para acceder legalmente al mercado de trabajo, favorecen las prácticas de trata, acentúan la situación de desamparo ante las mismas, de modo que la indefensión del inmigrante no proviene del tráfico en sí sino de las normas estatales que dificultan satisfacer los requisitos de regularización administrativa, el derecho a migrar”, un derecho que bien podría verse cuestionado en ciertos comportamientos de la UE, el Estado español en las fronteras de Melilla, Ceuta o en la frontera de Estados Unidos y México.

Para finalizar, Esther Pomares recuerda que “las víctimas de la trata pertenecen, en su mayoría, a países en vías de desarrollo y son trasladadas a países desarrollados para ser explotadas”. Y hace hincapié en que “en Europa es especialmente destacable la trata con fines de explotación sexual (prostitución)” que es una de las más destacadas también por la ONU desde 1949 además de “la de carácter laboral” que, como afirma Pomares, “tiene lugar, sobre todo, en el servicio doméstico, los sectores de agricultura, construcción y restauración”. Añade además que “un gran porcentaje está representado por las mujeres” y denuncia, por otro lado, que “la ausencia de regulación de las actividades de prestación de naturaleza sexual, o su prohibición, han tenido como consecuencia la internacionalización de la fuerza de trabajo sexual”. Remata asegurando que “los planteamientos abolicionistas de la prostitución también han favorecido estas prácticas mercantilistas del ser humano”.

La solución está en la conciencia de los ciudadanos

Como hemos visto, la esclavitud, por desgracia, sigue siendo un fenómeno de absoluta vigencia y actualidad que presenta formas sutiles en el siglo XXI. Sin embargo, a pesar del pesimismo que pueda inundar a los ciudadanos concienciados con éstos problemas, existe la posibilidad de generar redes económicas que no reproduzcan estas prácticas esclavistas. Las ferias de economía social tratan de construir un nuevo planteamiento económico basado en los circuitos cortos de comercialización y que tiene como objetivo llegar a conseguir la economía del bien común, como apuntaría el economista austriaco Christian Felber.

Se trata, por tanto, de penalizar aquellos desarrollos económicos que se basen en prácticas como la esclavitud y premiar a aquellos que se basen en el bien común. Sin embargo, “el reto está en adaptar la economía real a los valores de las Constituciones”, como dice Felber. Y ése es el principal objetivo. ¿Cómo aplicar el plan del bien común a la realidad y no seguir apoyando las políticas económicas que alimentan la esclavitud del siglo XXI?

Ideas para mejorar la movilidad eliminando malos humos

Ciudad Real en Bici, Europe Direct y el Servicio de Voluntariado Europeo organizaron en el Espacio Joven de Ciudad Real un debate con voluntarias europeas procedentes de Rumanía y Austria con las que dialogar acerca de la movilidad en el continente, sobre el uso de medios de transporte alternativos al coche y las diferentes medidas que se llevan a cabo en los países de la Unión Europea para fomentar este cambio de hábitos entre los ciudadanos europeos.

En este debate, de carácter abierto y participativo con el público asistente, actuaron como ponentes Amado Ranja (Ciudad Real en Bici), Máximo Galindo (Técnico del Centro de Información “Europe Direct”) y las participantes en el programa de voluntariado europeo Sorina Vilcu, Teodora Buzan y Barbara Schwarzbauer.

Para comenzar el debate, que llevaba por título “Europa joven en bici”, Amado Ranja mostró a los asistentes el vídeo que se puede reproducir a continuación:

Con el visionado de este vídeo, Ranja quiso poner sobre la mesa las diferencias en la movilidad que existen entre las ciudades donde el coche es el principal medio de transporte con las que, como en el caso de la ciudad holandesa de Groningen, es la bicicleta el medio más usado.

Concretamente, Ranja aludió a la flexibilidad de este medio de transporte alternativo al coche, que permite en ciertos casos hacer recorridos más directos que usando el vehículo a motor. Además, también apuntó la gestión de los aparcamientos de vehículos, que es un asunto que no supone un problema tan acuciante para los habitantes de una ciudad donde se usa la bicicleta como principal medio de transporte ya que este vehículo se adapta a espacios más pequeños donde es más fácil aparcar. Al menos esa era la visión que mostró el portavoz de Ciudad Real en Bici.

Por otra parte, el uso de los transportes alternativos al coche, como el transporte público, caminar, patinar o pedalear, permiten que la velocidad a la que se circula dentro de las ciudades sea menor. Se suele establecer el límite de 30 km dentro del casco urbano para lograr ciudades más seguras.

En ese sentido, la DGT suele elaborar informes en los que explica que un atropello a 50 kilómetros por hora equivale a caer desde un tercer piso. Por lo tanto, circular a menor velocidad dentro de los cascos urbanos reduciría el riesgo de accidentes mortales. En este enlace se puede consultar esa información de la DGT, especialmente en la página 10.

Otro apunte interesante fue el de la relación entre la configuración de la movilidad en las ciudades y los accidentes de tráfico protagonizados por jóvenes mayores de 18 años que comienzan a conducir. Algunas investigaciones que han tratado este asunto son las que se pueden consultar en este enlace y en este otro donde se alude a la necesidad de “humanizar las ciudades”.

Carlos Villeta y César López también hablaron de este asunto anteriormente para La cueva del río.

Europa y los transportes alternativos al coche

En la segunda parte del debate, se dejo de lado ese análisis sobre cómo nos movemos en las ciudades para empezar a describir la situación de los distintos países europeos en cuanto a este respecto y, lo más importante, las diferentes ideas y alternativas que ya se están tomando para solucionar este problema de contaminación y movilidad en las ciudades.

En este sentido, Máximo Galindo se encargó de aportar los datos de los diferentes países de la Unión Europea entorno al uso del coche y los medios de transporte alternativos. Entre los datos aportados por Máximo y recogidos de informes de las instituciones europeas, llamaba la atención que Chipre es uno de los países donde más se utiliza el coche para el desplazamiento urbano. Por el contrario, los países anglosajones, y algunos del norte y el este de Europa son los que más usan los medios alternativos al coche. Galindo remite el origen de los datos a este informe.

Uso del coche, la bicicleta y otros transportes en la UE - Datos de 2010
Uso del coche, la bicicleta y otros transportes en la UE – Datos de 2010

Con esos datos de 2010, España y Portugal se encuentran por debajo de la media europea (1’6% contra el 7’4% de la media europea), según los datos que mostró Galindo a los asistentes al debate. Por otro lado, Ciudad Real se encuentra en una situación en la que los ciudadanos prefieren ir andando o en coche a usar el transporte público y la bicicleta. Los datos de Ciudad Real proceden de fuentes municipales, presentados oficialmente en la charla-coloquio ofrecida por Santiago Sánchez, del Área de Movilidad del Ayuntamiento de Ciudad Real, en junio de 2015 dentro de los actos de la III Era de la Bici.

Según esos datos, el uso del transporte público y la bicicleta es del 5’2% y del 2’4% respectivamente, mientras que la movilidad a pie es la preferida con un 59% y el uso del coche sería la segunda opción con el 32%.

Datos Ciudad Real

 

Además de los datos, las voluntarias del Servicio de Voluntariado Europeo, trajeron al debate las iniciativas que se llevan a cabo en sus ciudades de origen. En este sentido, Sorina Vilcu y Teodora Buzan resaltaron algunos proyectos llevados a cabo en Bucarest y Timisoara que pretenden fomentar el uso de la bicicleta en la población, especialmente entre jóvenes, mujeres y estudiantes, ya sea vinculando su uso a alguna fiesta, a la lectura, o a las facilidades económicas de este tipo de transporte.

Carnet de ciclista
Carnet de ciclista de un niño austriaco

Bárbara Schwarzbauer también resaltó otros proyectos similares que se llevan a cabo en Austria. Una de las medidas más interesantes fue el carnet de ciclista que se da a los niños en edad escolar tras superar  un examen teórico y práctico. Se trata de una asignatura incluida en el currículum escolar y que, tras superarla, los niños obtienen el mencionado carnet que les permite circular con todos los derechos por la ciudad, eso sí, conociendo al detalle las obligaciones que tienen como conductores.

Ana, una mamá bloguera, explica cómo funciona ese proceso, que podría ser muy útil para incentivar una educación vial en los niños que logre esa ansiada humanidad de las ciudades. Una humanidad que, a la vez, eliminaría gran parte de los malos humos que hoy en día se respiran en las ciudades.

La Asamblea contra el Paro de Piedrabuena se consolida con la inauguración de “El Búho Verde”

Logotipo El Búho Verde
Logotipo El Búho Verde

Hace una semana que la Asamblea contra el Paro de Piedrabuena inauguró “El Búho verde”, un proyecto de “turismo rural integral” que los miembros de esta asamblea pusieron en marcha para aprovechar un terreno municipal abandonado y conseguir de él un trabajo digno y con valores sociales.

La apertura al público se produjo el 22 de agosto, a la que, como cuenta Rosa Vivas, asistieron todos los colaboradores y participantes del proyecto, entre ellos el alcalde de Piedrabuena y Luciana y concejales de ambos municipios. “Le pedimos al alcalde que cortara la cinta y diera un discurso, y nos dió unas palabras de aliento” explica Rosa, una semana después de la inauguración de este proyecto.
Haciendo balance de esta priemera semana de andadura en la que el Búho Verde alzó el vuelo, Rosa Vivas cuenta que el sábado a las 11:00 de la mañana ya abrieron de cara al público y “no nos podemos quejar porque la gente está yendo, sobre todo a las cañas y cenar”.
En el bar-restaurante El Búho Verde, se puede pedir “raciones, platos del día, paella, caldereta, cordero con salsa de manzana y comidas por encargo como migas”, además de “verduras a la plancha, o revuelto de setas”. Sobre el número de trabajadores que tiene este proyecto, “ahora mismo hay tres personas dadas de alta, que son las que llevan el bar”.

En la Asamblea contra el Paro de Piedrabuena participan en torno a 12 personas y el objetivo que se han marcado es preparar las futuras secciones que tienen en mente para el terreno municipal abandonado que el Ayuntamiento les cedió para dar de alta al resto de miembros de la Asamblea: “El objetivo es que las 12 personas que colaboramos con el camping se puedan dar de alta, pero si funciona a pleno rendimiento podríamos dar trabajo a más personas con actividades ligadas al camping, como mantenimiento, limpieza, monitores y otras actividades que se hagan en el pueblo que reactiven la economía local”.
“Lo próximo que queremos abrir -explica Vivas- es el albergue y la zona de picnic, a ver si para octubre pudiéramos tenerla habilitada y abrirla, como muy tarde, para Semana Santa”. Sin embargo, también trabajan en proyectos de educación ambiental, ya que “en noviembre habrá actividades de micología, donde se van a hacer rutas y la mayoría de las comidas se harán dedicadas a este tema con expertos en micología como Francisco José Sarrión” que, además de ser uno de los miembros de la asamblea, es un profesor de secundaria que cuenta con un doctorado en biología.

Empezar de cero desde Piedrabuena

Un miembro de la Asamblea riega los futuros frutos
Un miembro de la Asamblea riega los futuros frutos

La historia de la Asamblea contra el Paro de Piedrabuena comienza a principios del año 2013. Entre los meses de febrero y marzo de 2013, Francisco José Sarrión y Ramón Navas decidieron organizar unas jornadas de economía solidaria en su pueblo con las que poder debatir sobre soberanía alimentaria, cooperativismo y otras ideas alternativas al actual sistema económico imperante con las que poder construir un nuevo modelo económico y social basado en valores sociales y medio ambientales que refuerzan el Bien Común.

Esas jornadas lograron reunir a 30 personas de Piedrabuena que, tras varias reuniones, decidieron dar el paso de crear una Asamblea contra el Paro en su municipio. El objetivo que se propusieron fue poner en común esfuerzos y recursos para encontrar una alternativa económica a su situación, viendo que no podían volver a encontrar trabajo dentro del sistema tradicional. Para poner en marcha aquel proyecto, se constituyeron como asociación e, incluso, redactaron un documento en el que fijaron sus normas y funcionamiento interno, que se basa en la autogestión.

Tal y como indican en sus estatutos “el principio general de funcionamiento será mediante recursos propios generados por aportaciones o el trabajo de los socios”. Y recalcan que “en caso de recurrir a otras fuentes de financiación externas se deberá mantener la independencia de nuestras actuaciones”. En esta forma de organización se funden otros principios enunciados en el artículo 3 de sus estatutos, por ejemplo, el principio de colectivismo, por el que entienden que “todos los medios de producción o bienes útiles deben servir al bien común y su propiedad y uso deben ser colectivos”.

Además de la autogestión, uno de los rasgos identitarios de esta asociación es “el principio ecológico” que todos comparten. A la hora de trabajar la tierra, deciden hacerlo bajo principios agroecológicos, con las técnicas tradicionales y sin usar en ningún caso transgénicos o agentes químicos que desvirtúen la naturaleza de sus cultivos autóctonos. “Todos tenemos muy claro que no nos gusta echarle productos raros a los alimentos cuando te los vas a comer tú”, comenta Ramón Navas en un reportaje que La cueva del río realizó para La Marea en mayo de 2014.  

Esta forma de trabajar la tierra la ponen en práctica en busca de la Soberanía Alimentaria, tejiendo redes de colaboración con otros productores y consumidores concienciados con esta forma de cultivar alimentos como ECOMORAL, o COL Ciudad Real entre otros. Ramón Navas añadía en aquel reportaje otro argumento de peso para seguir esta forma de trabajar: “Si el sistema hace crack, tipo el corralito argentino, los pequeños ahorradores son los que se quedan sin dinero, y como el alimento sí lo podemos producir nosotros en el pueblo, si ese crack nos pilla ya organizados, podremos subsistir”.

Artesanía con reciclaje
Artesanía con reciclaje

También han hecho de la artesanía con reciclaje un rasgo de identidad ya que han desarrollado una colección de productos artesanales a través de materiales reciclados, destacando sobre todo los jarrones, sillones y maceteros hechos a partir de ruedas viejas de vehículos. Es frecuente encontrar, a modo de decoración, en los campos en los que trabajan, ruedas de colores en torno a los árboles y las puertas. Dan la sensación de que de las cenizas de lo viejo renace un colorido mundo nuevo.

La consolidación de la Asamblea contra el Paro de Piedrabuena

De las 30 personas que comenzaron, 12 han continuado, ya que el resto o abandonaron o encontraron trabajo. En su andadura se han econtrado con el apoyo y el rechazo de las personas de su pueblo. Mientras había gente que no creía en ellos ni apoyaba su filosofía, otros sí que colaboraban con los miembros de la Asamblea. Por ejemplo, los propietarios de terrenos agrícolas que les cedían las tierras para que pudieran trabajar en ellas, además de locales dentro del municipio para que pudieran organizar actividades.

El pasado sábado 22 de agosto lograron consolidar el proyecto con la apertura del “Bar-Restaurante El Búho Verde”. Aunque aún está por ver cómo lo van a gestionar, cómo resuelven sus problemas y si consiguen, al menos, dar de alta a todos los miembros de la Asamblea para, después, intentar dar trabajo a más personas del pueblo, lo cierto es que las personas que componen esta Asamblea pueden sentirse orgullosas de haber demostrado que poniendo el bien común por delante, trabajando en equipo y colectivizando esfuerzos, recursos e ilusiones, es posible que, de la nada, de su situación de estar en paro, se pueda conseguir un trabajo digno basado en valores sociales y medio-ambientales con el que cambiar, aunque sea desde el  remoto mundo rural de Piedrabuena, el sistema económico, social y cultural.

Escucha los reportajes y entrevistas que La cueva del río ha realizado sobre la Asamblea Contra el Paro de Piedrabuena:

Reconstruir la economía y la democracia – El CRisol de Ciudad Real

¿Qué harías con los residuos nucleares?

En España tenemos un serio problema con los residuos nucleares, un asunto que necesita que la sociedad asuma su responsabilidad sobre los residuos que ha producido y determine una solución para ellos. Las actuaciones que realicemos ahora sobre este problema marcarán el futuro de nuestra sociedad y de nuestro entorno natural, ya que estamos jugando con las posibles consecuencias biológicas, sociales y medio ambientales que pudieran producir a los seres vivos, a las generaciones futuras, y sobre la naturaleza si ahora cometemos errores en la gestión de residuos nucleares.

Sin embargo, este asunto no es prioritario en las parrillas de las radios y televisiones nacionales, tampoco en las portadas de periódicos y mucho menos en los discursos políticos habituales. Sólo se interesan más por este asunto aquellos lugares que conviven diariamente con la energía nuclear y sus residuos, ya sea porque tienen una central cerca de sus poblaciones o porque pueden albergar en el futuro próximo los residuos nucleares de toda España, una circunstancia que puede darse en Cuenca si finalmente Villar de Cañas acoge el Almacén Temporal de Residuos nucleares.

Esa opción, si se acata, contará con el rechazo en bloque de gran parte de la sociedad conquense, que, tras la pancarta de la Plataforma contra el Cementerio Nuclear, se manifestó el pasado fin de semana del 25 y el 26 de abril contra la instalación del ATC en esta provincia. Este reportaje es el relato de aquel fin de semana, con el que pretendemos poner sobre la mesa este problema y mostrar las soluciones que plantean tanto el colectivo antinuclear como el pronuclear, teniendo presente que es obligatorio encontrar una solución al problema de la gestión de los residuos nucleares, ya que afectará gravemente a las generaciones futuras si ahora no se toman las medidas adecuadas.

¿Qué hacemos con los residuos nucleares?

Fuente: @VictorGdeLucas
Fuente: @VictorGdeLucas
Fuente: http://iopscience.iop.org/0741-3335/labtalk-article/49809
Fuente: http://iopscience.iop.org/0741-3335/labtalk-article/49809

Nos habría gustado realizar este debate con dos expertos en energía nuclear, sin embargo, no fue posible ya que uno de ellos tuvo que atender compromisos laborales ineludibles y repentinos que le impidieron participar en este debate esencial para el futuro, a pesar de haberlo pactado con una semana de antelación. Queríamos pluralidad, pero buscando el consenso. Sin embargo, lo que en principio iba a ser un encuentro entre expertos en busca de soluciones para el bien común, se convirtió en una tertulia entre puntos de vista complementarios, lo que no significa que sus argumentos no sean interesantes para este debate, pero el lector debe tener en cuenta esta circunstancia, ya que, para que haya debate, deben medir sus argumentos personas que defienden posiciones contrarias, no complementarias como las que tuvimos.

A pesar de ello, les agradecemos a los dos su participación en esta primera retransmisión que realizamos el día 25 de abril desde el Centro Jóven de Cuenca. Víctor García, candidato de Los Verdes a las cortes regionales en las pasadas elecciones autonómicas de Castilla La Mancha, y Francisco Castejón, colaborador del CIEMAT e investigador en energía nuclear de fusión además de ser miembro de Ecologistas en Acción, fueron los participantes en esta tertulia, aportando un punto de vista técnico y otro político con el denominador común del ecologismo social. Francisco Castejón dijo que “el ATC no es la única solución ni la mejor” y aludió a la necesidad de “establecer un cierre de las nucleares” antes de abordar este debate. Desde un punto de vista político, Víctor García, también biólogo, aludió al “problema de trasnportar los residuos” por los riesgos de accidentes de los camiones o trenes que los transporten y habló de los sistemas de almacenamiento individuales (ATIs) de los que ya disponen las centrales como una solución “no definitiva y mejor que el ATC, aunque debería buscarse una solución definitiva”.

Entre las distintas alternativas al Almacén Temporal Centralizado, se encuentran los mencionados ATIs, además de los Almacenes Geológicos Profundos (AGPs), que Castejón no considera la mejor opción porque supondría “hacer dos desplazamientos grandes de residuos, uno para guardarlos en el ATC mientras se busca un lugar adecuado para el AGP, donde quedarían sellados para siempre bajo tierra”. Otra forma de gestión de residuos señalada en esta tertulia fue la transmutación, de la que Castejón dice que “tiene el pequeño inconveniente de que no funciona”. Este proceso intenta dar una segunda vida útil a los residuos, “que hay quien incluso habla de reciclar” como señaló Castejón, que cree que esta es la “esperanza blanca” de la industria nuclear, a lo que añadió Víctor García que “muchos llevan apostando por el reciclaje y la transmutación desde que empezó la energía nuclear” y apunta que no han conseguido nada, y que lo único que se ha hecho es “llevarlo a otros países”, realizando un colonialismo de residuos, una solución que el candidato de Los Verdes a las cortes de Castilla La Mancha no considera buena desde el punto de vista político porque “cada país debe gestionar sus residuos”.

“Todas estas formas de gestión tienen ventajas e inconvenientes, y ahora no apostaría por ninguna” dijo Francisco Castejón que, por ello, reivindicó la necesidad de debate sobre este asunto ya que “no sabemos” qué hacer, por lo que deberíamos “sentarnos y decidir” porque a algunos “les parecen más peligrosos los transportes” o no apuestan por el AGP porque no se podría acceder a los residuos “si a alguien se le ocurre alguna idea para aprovecharlos en algún futuro”. De momento, los participantes en esta tertulia apostaron por el cierre programado de las centrales nucleares “para saber con cuántos residuos contamos”, como dijo García, y meterlos en ATIs hasta que decidamos qué hacemos con ellos, resaltando además, por parte de Castejón, que “la democracia es muy importante” para resolver este problema.

Javier Díes, catedrático en ingeniería nuclear de fisión de la UPC y miembro de Yo soy nuclear

Por la vertiente de los expertos que defienden la energía nuclear, íbamos a contar con Javier Díes, ingeniero nuclear de prestigio internacional, para realizar el debate con Francisco Castejón pero unos compromisos laborales le impideron participar, por teléfono, en el debate. Sin embargo, en este reportaje quisimos recoger parte de su argumentario para que los lectores pudieran escucharlo y contraponerlo con lo que contaban Francisco Castejón y Víctor García. Por ello, hemos seleccionado algunos fragmentos de la entrevista que el catedrático de la UPC nos concedió en octubre de 2013 y que pueden escuchar a continuación.

“Que se construya el ATC es una muy buena noticia para el medio-ambiente, porque es una manera más eficiente y óptima para guardar el combustible irradiado”. Javier Díes considera muy adecuada esta instalación y critica a los ecologistas que están en contra porque, tal y como él mismo considera, “es una mejora muy clara respecto a la situación actual”.

“Hay muchas manera de elegir el emplazamiento de una instalación de estas características, pero el parlamento aprobó por mayoría absoluta que los municipios presentaran candidaturas para albergalo”, siendo Villar de Cañas el lugar elegido por el Gobierno de España para construir el ATC el 20 de enero de 2012.

Javier Díes explica cómo se produce la contaminación de los tejidos vivos a causa de los efectos de la radiactividad y dice que para evitarlo “lo que hay que hacer es que la radioactividad no salga en ningún momento al exterior” para impedir que la radiación cause la “ionización de las células” en los seres vivos.

“En un futuro igual vendremos a buscar el uranio conservado en los almacenes para producir más energía”. Es el proceso de reciclaje de los residuos nucleares o transmutación, como nos señalaba Francisco Castejón y que Javier Díes cree que serán “bancos de combustible”.

“Los ecologistas están en contra de la energía nuclear por motivos ideológicos” sentencia Díes, que también critica la planificación energética realizada en los años del Gobierno de Zapatero por la “factura de subvenciones”, añadiendo además que “hay que ser más rigurosos en la planificación energética”.

“No es conveniente que el 80% de la energía que consume un país venga de fuera”. De esta manera, Javier Díes abre el debate entorno a la cuestión de la soberanía energética y alude a la dependencia de gas con Argelia y al conflicto diplomático por este mismo problema por las tensiones entre Rusia y Ucrania.

Os dejamos la entrevista completa a Javier Díes donde podemos conocer algunos argumentos e ideas de las personas que defienden el ATC en Villar de Cañas y la energía nuclear como herramienta de futuro.

Javier Díes; Fuente: TVE 2
Javier Díes; Fuente: TVE 2

 

25 de abril

Debate sobre residuos nucleares con partidos políticos

Si buscamos los puntos en común entre los partidos que se presentaban a las elecciones, el rechazo al ATC ha sido una de las claves que ha creado un frente común contra el PP, al menos en esta cuestión. Tras los resultados de las elecciones locales y autonómicas, tenemos un parlamento de Castilla La Mancha en el que 16 diputados, del Partido Popular, estarían a favor de defender el ATC en Villar de Cañas y 17, sumando los 15 del PSOE y los 2 de Podemos, que rechazarían, a priori, seguir con la construcción del ATC. Fuera del parlamento, muchos partidos que no han conseguido representación autonómica también están en contra del ATC, y el día 25 de abril, la Plataforma contra el Cementerio Nuclear reunió a seis formaciones políticas de Castilla La Mancha en el centro joven de Cuenca para que explicaran su postura y debatieran sobre las posibles alternativas, ya que es inaplazable la gestión de residuos nucleares.

Los vídeos que les enseñamos son sólo una muestra de las intervenciones de las personas que estaban entre el público y de los miembros de los seis partidos que participaron en el debate.

En este debate moderado por Rodrigo Irurzun, miembro del Área de Energía de Ecologistas en Acción, los políticos escucharon las reflexiones, críticas y preguntas de los ciudadanos que se acercaron para debatir con estas formaciones políticas. La mayor parte del público estaba compuesto por miembros de la Plataforma contra el ATC o de Ecologistas en Acción, como Paca Blanco o Francisco Castejón, además de simpatizantes de algunos de estos partidos.

Paca Blanco, una de las ecologistas presentes en el público, dijo que “los pueblos más miserables y más tristes son los del entorno de Almaraz en Extremadura”, describiendo cómo es el entorno en el que vive, conviviendo con la Central Nuclear de Almaraz. También apuntó que hasta que “este proceso no se haga de forma transparente y democrática, ni ATC, ni ATIs ni nada”, contraviniendo así la conclusión de la tertulia entre Francisco Castejón y Víctor García. La ecologista, coordinadora del Área de Energía de Ecologistas en Acción, criticó que UPyD estuviera en contra del ATC en Castilla La Mancha pero que en otras comunidades y situaciones diga que apoya la energía nuclear.

Francisco Castejón pidió a los políticos que estaban en la mesa que se mojaran y recordó que es imposible  “separar el debate del cierre de las nucleares del debate del ATC”. También se preguntó si consideran que que el AGP es la mejor solución, además de pedirles que, si piensan que es una cuestión tan importante, que la lleven a sus discursos electorales.

Olga Bravo

Olga Bravo es concejal por el PSOE en Villar de Cañas. Ella ha llevado al pleno del ayuntamiento, que en estas elecciones locales tendrá 5 concejales ‘populares’ y 2 ‘socialistas’ , en multitud de ocasiones la postura contraria al ATC en Villar de Cañas. En este debate pudo aportar la visión más cercana al problema, ya que convive cada día con él y con las divisiones sociales que ya está ocasionando entre los vecinos del pueblo. Bravo habló de esta situación y explicó que “en un pueblo en el que hay mucha intercomunicación es muy difícil mostrarse en público y decir públicamente lo que se piensa”. La concejal socialista explicó que “se crean situaciones muy extrañas, porque nadie ha explicado allí qué es la energía nuclear, nadie ha celebrado un referéndum”, además, las tensiones sociales que señalaba antes también se plasmaban en el pleno, teniendo episodios como el del pasado jueves 27 de noviembre donde la secretaria del Ayuntamiento llamó a la concejal y a los miembros de la Plataforma “panda de manipuladores”.

Alejandro Ávila

Alejandro Ávila es el candidato de Izquierda Unida de Castilla-La Mancha para presidir la comunidad autónoma. En su programa y en sus declaraciones públicas siempre han mostrado su rechazo al ATC y su apuesta por “un nuevo modelo energético”. Precisamente, ésto último, las diferecias en el modelo energético que debería implantarse en España, es la causa por la que, tal y como lo explica el propio Ávila, impide que los partidos contrarios a la instalación del ATC en Villar de Cañas vayan unidos a las elecciones al Parlamento regional. Alejandro Ávila hablaba de “modelos productivos distintos, ya que estamos en contra del ATC pero no estamos de acuerdo en el mismo modelo energético, el mismo modelo productivo o que es necesario un fuerte sector público”, concluía. También señaló la necesidad del “cierre paulatino de las nucleares porque, sin él, no podremos dar solución a los problemas” y apuntó que no interesa por los intereses de ciertas “constructoras”. 

Sobre las propuestas del PSOE de Castilla-La Mancha sobre el ATC, en su programa electoral para las elecciones autonómicas de 2015 especifican el “rechazo” y “paralización” del proyecto del ATC en Villar de Cañas, pero no se especifican las alternativas al ATC que seguiría el PSOE para gestionar los residuos nucleares. No obstante, si se esboza un plan de desarrollo de nuevo modelo energético que tiene similitudes con los de Izquierda Unida, Podemos o Los Verdes en cuanto a la importancia que se da al mix energético y a la potenciación de las energías renovables.

Antonio Ortiz

La posición de UPyD trata de estar a medio camino de las posiciones antinucleares y las pronucleares, siendo en ocasiones confusa si comparamos las declaraciones de sus portavoces con sus documentos sobre este asunto. Si comparamos su propuesta energética y escuchamos, de boca de Antonio Ortiz, que rechazan el ATC, vemos que por un lado este partido apuesta por la energía nuclear, sin embargo, no apoya que el ATC sea la mejor forma de gestionar los residuos. Antonio Ortiz, candidato de UPyD a la alcaldía de Cuenca, explicó en este debate que su partido defiende el cierre de las nucleares “cuando sea posible”, es decir, “cuando los técnicos digan”. Revisando la propuestas de políticas energéticas de UPyD, concretamente entre las páginas 11 y 13, se habla de la gestión de los residuos nucleares. En ese documento se defiende la energía nuclear como necesaria para el sistema, estando en contra del cierre por ser “inviable” para el sistema. Además, se critican los “resiudos contaminantes de las energías solar y eólica” y se propone el ATC como herramienta para guardar los residuos “en superficie y encerrados en contenedores herméticos profundamente monitorizados”.

Clemente de los Santos

Clemente de los Santos es el candidato a la alcaldía de Cuenca por el Partido Castellano. Este partido, de corte castellanista, se centra en defender los intereses de la región por encima de todo, criticando que otros partidos dependen de las decisiones que se tomen a nivel nacional, un problema que ellos dicen que no tienen puesto que enfocan su discurso a la defensa del territorio, a la defensa de Castilla, y, en concreto, de la Provincia de Cuenca, ya que estamos hablando de este contexto geográfico y político. En este sentido, el Partido Castellano rechaza el ATC en su programa electoral de las elecciones autonómicas de 2015 (página 12), y también dice estar en contra de los almacenes nucleares en toda Castilla al grito de ¡Castilla sin nucleares! sin embargo, no proponen ninguna alternativa para su solución. Es decir, se oponen al ATC, pero no mencionan ninguna medida para gestionar los residuos nucleares, un asunto del que la sociedad debe ocuparse independientemente de si está a favor o en contra de las energías nucleares.

Víctor García

Víctor García es biólogo y candidato a diputado en las cortes de Castilla La Mancha encabezando la lista de Los Verdes en la provincia de Cuenca. Las ideas de este partido, representadas en su cabeza de lista por la provincia, ya nos las dejó en la tertulia que mantuvimos con él y con Francisco Castejón. Los Verdes no rehúyen la responsabilidad socialmente adquirida de gestionar los residuos nucleares, lo que implica gestionarlos dentro de España, es decir, nunca recurrir al “colonialismo de residuos”. Como primera medida a tomar, defienden el cierre programado de las centrales nucleares para saber “con cuántos residuos contamos” y, a partir de ahí, realizar un debate abierto donde primen las decisiones tomadas por los técnicos para elegir el lugar donde albergarlos, rechazando la opción de que se presenten los municipios de forma voluntaria ya que, “aunque se ponga el ATC en uno los municipios que han pedido albergarlo, es posible que no sea el mejor lugar desde el punto de vista técnico”. Sobre la forma de almacenarlo ya surgen más dudas, aunque se señala desde el argumentario de este partido el Almacén Geológico Profundo como una posible solución. Víctor García habló en este encuentro político sobre el objetivo de conseguir el mix energético, además de señalar la sobrepotencia instalada, que es una producción sobrante de energía que, como él mismo explicó, ya produce el sistema.

María Ángeles García

En la misma línea que las otras opciones progresistas que estaban en la mesa de debate, María Ángeles García, cabeza de lista de los candidatos de Podemos a ocupar los escaños del Parlamento de Castilla-La Mancha por la Provincia de Cuenca, explicó que el programa con el que Podemos se presentó a las elecciones autonómicas de 2015 se desarrolló contando con la ciudadanía en un proceso abierto y democrático. En ese programa se especifica, concretamente en la página 74 el rechazo de Podemos al ATC debido a que “los terrenos no valen, porque la decisión de ubicar el almacén en Villar de Cañas se hizo por razones partidistas y poco democráticas y porque se ha establecido una red clientelar que está desviando fondos públicos a intereses privados, despreciando la seguridad de la ciudadanía”. Sobre la alternativa al ATC, Podemos señala los Almacenes Temporales Individualizados que, tal y como se puntualiza en el programa, “ya los tienen Trillo y Ascó, Garoña ya ha solicitado los permisos para construirlo y el resto están en diferentes fases de tramitación para su construcción” concluyendo con que, sin el ATC, se ahorraría mucho dinero que se podría invertir en sanidad, educación o dependencia. Lo que falta por saber es si Podemos está a favor del cierre de las nucleares, ya que ésto no lo afirman en sus programas electorales de Castilla La Mancha y el de medidas globales para las autonómicas. Sin embargo, en la página 38 del programa electoral de las elecciones europeas señalan la necesidad de hacer una “moratoria nuclear” y el “cierre programado de las centrales nucleares”.

De todos los partidos que se presentaron a las Cortes de Castilla-La Mancha, fueron los seis anteriores los que participaron en el debate organizado por la Plataforma contra el Cementerio Nuclear que, días antes de las elecciones, realizó y distribuyó por las redes sociales una infografía con la que tratan de resumir la posturas de los partidos con mayores apoyos, tanto en número de votos como en atención mediática.

Infografía realizada por la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear
Infografía realizada por la Plataforma Contra el Cementerio Nuclear

Durante la campaña electoral también fue destacada la polémica protagonizada por Ciudadanos y la Plataforma contra el Cementerio Nuclear. Hubo una serie acusaciones por parte de la Plataforma por la falta de acuerdo interno dentro de Ciudadanos en cuanto a su posición respecto al ATC. Lo cuenta Alicia Avilés en el diario.es de Castilla La Mancha. Sin embargo, al margen de esa anécdota, quisimos saber la posición exacta de Ciudadanos y sus ideas para gestionar los residuos nucleares. Hemos entrevistado a Ángel Ligero, candidato de Ciudadanos a la presidencia de Castilla La Mancha, que nos contaba que apuestan por el AGP como forma de gestión de los residuos.

 

Entrevista con Rodrigo Irurzun, miembro del Área de Energía de Ecologistas en Acción

Rodrigo Irurzun: “Podríamos parar las nucleares y no pasaría absolutamente nada porque tenemos sobrepotencia instalada”

Rodrigo Irurzun, en el final de la VI Marcha hacia Villar de Cañas

Rodrigo Irurzún, como hemos señalado antes, fue el encargado de moderar el debate entre partidos políticos de Castilla La Mancha sobre la cuestión de los residuos nucleares. En la tarde del día 25 de abril, el Área de Energía de Ecologistas en Acción, de la que forma parte, realizó en Cuenca una reunión para “hacer un repaso de todos los temas que llevamos en la campaña a lo largo del año, especialmente el tema nuclear”. Siendo ya un clásico de las reivindicaciones de esta organización, Irurzun explico que este año llevan la “campaña por el cierre de las nucleares a los 30 años de vida porque cada año que pasa son más peligrosas e inseguras” y, además, consideran que “las empresas que las han construido ya han amortizado con creces su inversión”.

Rodrigo, como la mayoría de los ecologistas involucrados en este asunto, tiene claro que “lo primero que hay que hacer es proceder al cierre paulatino de las centrales nucleares” porque “con ello sabremos el volumen total de residuos a gestionar para empezar un debate tranquilo, con datos y con toda la sociedad para ver qué hacemos con esos residuos” con el fin de valorar “qué posibilidades hay de gestión y cuál es la solución menos mala”, ya que, como dice Francisco Castejón, “todas las opciones tienen ventajas e inconvenientes”.

“La radiactividad mata, es insegura por sí misma”, afirma con rotunidad Irurzun y desmontando el argumentario pronuclear. Seguidamente, explica qué características debe tener una buena zona para albergar los residuos nucleares. El activista dice que “tiene que ser una zona geológicamente muy estable y que no se inunde”, señalando además que “los terrenos sobre los que se pretende construir el ATC son inestables e inundables”, además de criticar que el proceso de elección de Villar de Cañas “no ha sido democrático”. Irurzun considera que “un proyecto de esta embergadura no puede salir adelante de esta forma” ya que “tiene que ser con un diálogo pausado, sin presiones, donde todas las voces puedan dialogar”.

Mitos y grupos de poder entorno a la energía nuclear

Rodrigo Iruruzun afirma que las centrales nucleares sólo son sostenibles económicamente por las ayudas públicas que reciben las empresas que las gestionan, ya que, sin ellas, como él mismo afirma, nunca sería rentable instalar una central nuclear ni gestionar sus residuos: “Aproximadamente el 65% del coste de la gestión de residuos radiactivos la asumimos la ciudadanía, lo que ponen las empresas que gestionan las centrales nucleares ponen es el 35%”. Basándose en esa afirmación, el ecologista dice que las centrales nucleares “son un negocio muy beneficioso” para las empresas eléctricas que las gestionan porque “los costes que supone abordar un escape lo asume la sociedad, por eso sacan un gran beneficio”.

Además de señalar esa falta de rentabilidad que, a su juicio, es intrínseca a las centrales nucleares y la gestión de sus residuos, Irurzun también rebatió otras ideas asociadas a la energía nuclear. Una de ellas es que la energía nuclear no contamina, y, aunque es cierto que las propias centrales no emiten CO2, “estamos olvidando todo el ciclo del uranio, que se extrae en minas enormes a cielo abierto, por ejemplo en Salamanca o el norte de Extremadura“. Sobre este asunto, desde Ecologistas en Acción también están “concienciando a la gente porque no debemos explotar minas de uranio” ya que, como nos cuenta Irurzun, “no es una fuente de abastecimiento energético de forma directa, además tiene unos impactos bastante grandes desde el momento de la extracción”.

“No olvidemos que detrás de las empresas nucleares, petroleras, de seguros o la banca hay muchos intereses económicos que tienen una gran influencia sobre las administraciones públicas y los medios de comunicación”

Sobre la dependencia energética del exterior, las personas que están a favor de la energía nuclear defienden esta fuente energética porque, tal y como nos contaba Javier Díes, es una forma de fomentar la soberanía energética. Sin embargo, este es otro mito relacionado con la energía nuclear, según Rodrigo Irurzun: “Mucha gente piensa que importamos electricidad de Francia, y esto no es verdad, porque exportamos más que importamos”. Además, añade que “podríamos parar las nucleares y no pasaría absolutamente nada porque tenemos sobrepotencia instalada”. Este término, la sobrepotencia instalada, es clave para entender este argumentario.

El activista ecosocial explica que “se ha llegado a esa sobrepotencia porque se estimaba que íbamos a consumir muchísima energía, algo que es imposible por los límites físicos del planeta”, comenta, explicando seguidamente que “en España ha habido un incremento gradual de la potencia instalada a partir de las renovables y el ritmo de instalación ha sido acorde a estos planes. Lo que ha habido también es que se han instalado muchas centrales de ciclo combinado que, por la bajada de la demanda por efecto de la crisis, no se están utilizando”. Sobre este asunto, también apunta a la posibilidad de prescindir de otras energías convencionales: “También se podrían eliminar las centrales de carbón, que tendrían que hacer muchas de ellas inversiones en filtros para reducir la contaminación que envían a la atmósfera”.

Derecho a la información

Para que el conjunto de la sociedad pueda participar en este debate de forma libre y no condicionada, es necesario un buen acceso a la información sobre el problema nuclear y de la gestión de residuos. Rodrigo Irurzun considera que “la sociedad está preparada, pero hay una falta de información interesada”. Esa falta de información se debe a que, en su opinión, los grandes medios de comunicación están influenciados por esas redes de poder que también influyen a las administraciones públicas: “No olvidemos que detrás de las empresas nucleares, petroleras, de seguros o la banca hay muchos intereses económicos que tienen una gran influencia sobre las administraciones públicas y los medios de comunicación”.

“Los informes del IPCC hablan de que si seguimos por este camino las temperaturas aumentarán entre 6 y 8 grados centígrados, una burrada que provocará que la vida, tal y como la conocemos, desaparezca”

Sin embargo, esto no es excusa para llegar a todos los datos. ya que se puede acceder, a través de Internet a la información que aportan tanto la vertiente antinuclear como la pronuclear. Por eso, “quien quiera puede encontrar toda la información en Internet, las dos versiones, y contrastarlas. La sociedad está madura para tomar una decisión, pero hay una sobresaturación de información”. Además, Irurzun recuerda que “los datos están en REE, en el CSN, y en ENRESA”, y que “son datos públicos y oficiales”, recurriendo siempre a ellos para construir el argumentario antinuclear defendido en Ecologistas en Acción.

La urgencia de resolver el problema del Cambio Climático

Por último, además de las cuestiones relacionadas con la energía nuclear y el ATC, en aquella reunión del área de energía también abordaron el problema del Cambio Climático: “Recordemos que el Protocolo de Kyoto terminó en 2012 y no se han cumplido los objetivos, por lo que estamamos ya con retraso”, señala Irurzun, que dice que “en la cumbre de París se tienen que tomar decisiones y llegar a acuerdos, aunque no sean todo lo ambiciosos que nos gustaría” comenta. Explica, además que “hay que concienciar a la ciudadanía porque es muy urgente, el cambio climático ya está ahí y tenemos que evitar sus peores consecuencias”.

Para ello, Rodrigo Irurzun piensa que “tienen que parar las prospecciones de petróleo y el fracking” ya que “todo forma parte de la misma fotografía y los informes del IPCC hablan de que si seguimos por este camino las temperaturas aumentarán entre 6 y 8 grados centígrados, una burrada que provocará que la vida, tal y como la conocemos, desaparezca”. “No podemos permitirnos llegar a ese escenario” exclama, para señalar seguidamente que “los 2 grados de aumento de la temperatura no es suficiente, tiene que ser de 1’5 como mucho y para eso hay que reducir las concentraciones gases de efecto invernadero en la atmósfera en 350 partes por millón (ppm) como mucho”.

Para concluir esta entrevista, le pedimos a Rodrigo Irurzun que resumiera en tres ideas las cuestiones abordadas en la asamblea. En primer lugar, señaló que “la energía nuclear es cara, peligrosa y es urgente tener un calendario de cierre de las centrales”, para después recordar que “el cambio climático es un problema urgente e importantísimo y que tenemos que ser lo más ambiciosos posibles en reducirlo” y concluir con que “la lucha por las energías renovables y contra los combustibles fósiles y la energía nuclear es una lucha contra los grandes poderes económicos que no benefician a la sociedad y que sólo benefician a unos pocos bolsillos”.

26 de Abril: Retransmisión de la VI Marcha hacia Villar de Cañas

IMG_1060

Desde que realizamos el debate entre las plataformas a favor y en contra del ATC, teníamos como objetivo realizar por primera vez un programa con energía solar. Ese reto lo conseguimos el pasado 26 de abril gracias a Juan Cuartero y sus compañeros de Solaer, que instalaron en la Plaza Mayor de Villar de Cañas una placa solar que nos abasteció de energía para poder cubrir en forma de radio online la VI Marcha hacia Villar de Cañas. La razón por la que queríamos hacer esta retransmisión en directo se debe a la importancia social de este acontecimiento, no sólo para el movimiento antinuclear, sino para los ciudadanos de la provincia de Cuenca y de Villar de Cañas y sus pueblos limítrofes. Lo que está en juego es la instalación o no del ATC, garantía de empleo y progreso en una comarca deprimida para unos, y condena para el futuro de las generaciones futuras de esta tierra para otros.

Paca Blanco, Juan Cuartero y Jesús Muñoz, nuestros acompañantes durante la retransmisión
Paca Blanco, Juan Cuartero y Jesús Muñoz, nuestros acompañantes durante la retransmisión

Durante la retransmisión nos acompañaron Juan Cuartero, responsable en España de la empresa de energía solar, Solaer, Paca Blanco, una activista histórica dentro de Ecologistas en Acción que fue capaz de derrotar en los tribunales a un complejo turístico que iba construirse en una zona de especial protección para las aves, y Jesús Muñoz, participante en Ecologistas en Acción en Daimiel, Ciudad Real. Durante el programa, también participaron algunos ciudadanos que se encontraban en la plaza mayor, sin embargo, debido a las tensiones sociales que provoca este problema, es muy difícil que los ciudadanos de Villar de Cañas hablen abiertamente de su opinión respecto a este asunto por las represalias que pueden sufrir al respecto.

En el programa, mientras José Verdú seguía la manifestación, entrevistando a los activistas, a los políticos y a los ciudadanos de a pie que la secundaron, con nuestros acompañantes mantuvimos un diálogo sobre los problemas de la gestión de residuos nucleares, rebatiendo las opiniones extraídas de la entrevista a Javier Díes y hablando sobre las posibilidades de construir un nuevo modelo energético en España. Según avanzaba la marcha, fuimos explicando su desarrollo hasta que llegó a la Plaza Mayor de Villar de Cañas en la que nos encontrábamos.

 

Crónica de la VI Marcha hacia Villar de Cañas

Por José Verdugo

La marcha salió con el cielo amenazando lluvia, encabezada por la particular pancarta que suele ir abriendo las manifestaciones en contra del Almacén Temporal Centralizado. Varios centenares de personas habían llegado momentos antes hasta la Finca Casalonga, entre ellos, representantes políticos y de otras plataformas, además de vecinas y vecinos tanto de la capital como de localidades adyacentes. El grito era el mismo: “no al cementerio nuclear”. Allí empezó esta particular manifestación, una caminata de más de 5 kilómetros, una verdadera peregrinación hasta el lugar dedicado -vallado y también vigilado- a ese ATC, a ese problema para unos y solución para otros.

Los rostros de los allí presentes mostraban poca tensión. Naturalmente, en unas semanas serían las Elecciones Municipales y Autonómicas, y confiaban en que algún cambio se podría manejar. “Ójalá”, se escuchaba entre las personas allí presentes cuando uno de ellos, Carlos Villeta, hacía una particular ceremonia de apertura, si así se pudiera llamar, para dar comienzo a esta marcha, la sexta ya. Meses atrás se habían realizado otras, con el mismo objetivo, el mismo fin: mostrar el rechazo de la ciudadanía a este proyecto tan cuestionado. Un rechazo defendido por la poca transparencia en el proyecto, las pocas garantías ecológicas y naturales, etc. La manifestación comenzaba mientras un grupo de gaiteros amenizaban la salida -y más tarde el camino-, mientras se comenzaban a desplegar las pancartas de las diferentes formaciones políticas y plataformas, además de otros símbolos y banderas. Por delante quedaba un buen camino hasta llegar a nuestro destino, Villar de Cañas.

Por el camino fuimos hablando con diferentes miembros de partidos políticos, que nos mostraban también su esperanza de que ésta fuera “la última” de las marchas y manifestaciones por el ATC, aunque reconocían, a su vez, que todavía quedaba mucho camino por recorrer. Entre estos miembros de partidos políticos, los dos más destacados, sin quitar ni un ápice de importancia a los otros, Juancho López de Uralde, portavoz nacional de EQUO, y Alejandro Ávila, candidato de Izquierda Unida-CLM a la presidencia de las Cortes de Castilla La Mancha. Con ellos también hablamos, y ambos nos dieron su particular motivo para estar allí, junto a otros cientos de personas manifestándose e intentando hacer que esa voz llegara al gobierno castellano-manchego.

Durante la marcha, que iba a buen paso, fuimos dando voz en directo a diferentes personas para que nos dieran su visión y distendieran con nosotros su opinión y el porqué de su rechazo a este proyecto. Unos lo tenían más claro que otros, pero su objetivo era el mismo: el ATC no se quiere ni en Castilla-La Mancha, ni en ningún otro sitio. Las energías nucleares, que sean sustituidas por otras más limpias, y renovables.

Entre conversaciones fuimos llegando al emplazamiento del futuro (o no) ATC, protegido por varios Guardia Civiles que se encontraban allí. Una vez postrados ante la entrada del vallado, se hizo un momento de silencio, que fue interrumpido por una voz ronca que empezó a contar las causas de esta marcha, los porqués, sus luchas, sus peticiones. Allí la gente no miraba con buenos ojos hacia ese emplazamiento, si es que llegaba a enfocar su mirada hacia ese sitio. Tras ese pequeño parón, seguimos hacia adelante, aunque ahora la marcha se había dividido aún más, con más distancia entre los pequeños grupos que la formaban. Un buen rato después, en la plaza del pueblo se comenzaron a escuchar los gritos y consignas de la cabeza de la manifestación, que tras un buen recorrido, conseguía llegar a su destino. Allí fueron llegando todas las personas que integraban esta marcha, y también otras que se fueron uniendo, para leer el último manifiesto del día, y como también rezaban, “ojalá el último” por mucho tiempo…

Entrevista con Juantxo López de Uralde, portavoz estatal de Equo

Juantxo López de Uralde y Paca Blanco
Juantxo López de Uralde y Paca Blanco

La gestión de los residuos nucleares es un problema nacional, sin embargo, la presencia de líderes nacionales de los principales partidos políticos españoles fue muy escasa. Aunque había algunas formaciones políticas del ámbito de Castilla-La Mancha, como el Partido Castellano o Izquierda Unida, el único líder de un partido político que acudió a la VI Marcha hacia Villar de Cañas fue Juantxo López de Uralde, portavoz estatal de Equo. Uralde dijo en la entrevista que le realizamos que veía que la VI Marcha se había realizado con “mayor ilusión que otras veces” porque confía en que esta vez, “sea la última”.

“El debate no es tanto qué hacemos con los residuos, sino cómo dejamos de producirlos”, explicó Uralde, que dijo que, debido a que ahora mismo no hay otra opción posible, “el qué hacer con los residuos se está resolviendo por sí mismo con los almacenes individuales de las centrales” sin embargo, seguidamente señaló que “eso es una solución a corto plazo ya que si no paramos de producir residuos estamos dejando el problema a las generaciones futuras”. Como solución, el portavoz estatal de Equo dijo que en su programa contemplan “el cierre progresivo de las centrales nucleares y un cambio de modelo energético”.

Durante la entrevista, quisimos que el representante estatal del partido ecologista pudiera intercambiar impresiones con nuestros acompañantes durante la retransmisión. Paca Blanco le señaló que estaba en contra de los ATIs: “No quiero el cementerio nuclear ni para Almaraz ni para Villar de Cañas”, y Juantxo López le contestó que tampoco está de acuerdo, pero “es la solución que se está tomando ahora”. Paca Blanco replicó y dijo que no quiere “ni ATIs ni ATCs” y que no va a entrar en ese debate “hasta que se cierren las centrales nucleares”.

Otro de los temas por el que le preguntamos, y que se abordó en el debate entre los seis partidos políticos del día 25 de abril en Cuenca, fue las polémicas surgidas entorno a las dificultades de conformar candidaturas de convergencia. “Equo no estaba en esa mesa porque ha apostado por la confluencia y estar con otros partidos para las elecciones, lo que requiere la generosidad de guardarte tu marca” explicó.

“Nosotros somos un partido en el que nuestra base ideológica es la ecología política” dijo Uralde, una ideología que, según sus propias palabras, no se basa en “que la solución sea más PIBs, sino un cambio en el modelo energético en el que el sistema no esté tan guiado por el beneficio económico, sino por el bienestar de las personas y el medio ambiente”. “Eso es lo que identifica a cada partido. Nosotros hemos decidido sumar para ganar, y esa ha sido nuestra apuesta”, zanjó, para concluir que espera “no tener que venir el año que viene”, para protestar, sino sólo a “tomarse unas cañas”.

3 Conclusiones sobre un problema inaplazable

La primera conclusión que se puede extraer después de la VI Marcha hacia Villar de Cañas es que es imprescindible que los medios de comunicación, los partidos políticos y la sociedad civil se conciencie sobre la importancia y la embergadura que tiene este problema. Si bien es verdad que es habitual ver en la prensa conquense y castellano-manchega noticias relacionadas con el ATC, puede resultar insuficiente si desde los medios de comunicación de las grandes ciudades, especialmente Madrid, que alberga a las principales cadenas de radio y televisión y las redacciones de las principales cabeceras de los diarios nacionales de España, no se lleva este asunto a las portadas de diarios e informativos.

Otra conclusión que nos deja la que ha podido ser la última protesta contra la instalación del ATC en Villar de Cañas es que es necesario que se establezcan canales de diálogo entre las dos posturas. En este reportaje hemos escuchado, sobre todo, el argumentario de la posición antinuclear, quedando el pronuclear reducido a la entrevista que nos concedió Javier Díes en octubre de 2013 (aunque nosotros hemos tratado por todos los medios que hubiera más voces pronucleares. Seguiremos intentándolo). Es imprescindible que ambas posturas se sienten en la misma mesa de diálogo con ánimo constructivo y buscando siempre el bien común. Es inútil seguir con la pelea entre antinucleares y pronucleares, ya que los residuos están ahí, esperando a que la sociedad decida qué hacer con ellos. Desde La cueva del río seguiremos intentando sentar a ambas partes para encontrar el consenso.

Por último, y esta sí que es una reclamación que se hace desde el lado ecologista, es necesario que cada ciudadano reflexione acerca de este debate y se posicione. Más allá de quién se lleve los beneficios de la producción energía nuclear y quién mantiene las centrales, es importante que todos asumamos nuestra parte de responsabilidad en este diálogo, ya que, muchas veces, casi por inercia, el consumo energético que realizamos cada día hace posible o imposible un sistema energético u otro. Si queremos cambiar el sistema, tal vez, deberíamos empezar por mirarnos al espejo y ver qué impacto tenemos nosotros mismos, en nuestra vida cotidiana, sobre la Madre Tierra, y, una vez realizada esta reflexión personal, valorar la posibilidad de realizar cambios en nuestros hábitos cotidianos con el fin de conservar lo único que nos da la vida y lo único que tenemos en común todos los seres vivos del Planeta.

 

 

 

Una ciudadrealeña entre los españoles que protestan en Hamburgo por no poder votar


Hamburgo ha sido una de las ciudades en las que la Marea Granate ha convocado hoy, 24M, concentraciones frente a las puertas de los consulados españoles debido a que muchos ciudadanos españoles que ahora residen en otros países no han podido ejercer su derecho a voto en estas elecciones locales y autonómicas. Hemos podido contar esta noticia gracias a los testimonios de Milagros Romero de Ávila, una ciudadrealeña que vive y trabaja como enfermera en la ciudad alemana desde hace más de un año. Hoy ha asistido a la concentración con su marido y un amigo suyo que ha ido a visitarlos a Alemania para solidarizarse con sus conciudadanos a los que, cómo ella nos cuenta, la burocracia les ha impedido ejercer su derecho al voto.

La concentración se ha realizado a las 12:00 en la puerta del consulado español en Hamburgo. “Había muy poca gente, unas 20 ó 25 personas, aunque la gente iba llegando con cuentagotas” afirma, pero también señala que no ha podido quedarse hasta el final de la protesta porque un amigo suyo y de su marido tenía que coger un vuelo hacia España y tenían que acompañarle: “Igual después han ido más”. También indica que “había dos de Podemos” y explica que “son una pareja que querían ayudar a otros españoles con sus problemas burocráticos hace un tiempo”.

 

¿Por qué se han quedado sin votar?

“Mucha gente no ha podido votar porque no les han llegado los votos, los cuales llegarían en una semana o dos más tarde”, nos cuenta Milagros, que también señala que “en las elecciones anteriores ya les pasó. Otra gente ha venido a partir de enero y para solicitar el voto desde aquí tenían que estar inscritos como residentes antes del 31 de diciembre. Entonces no han podido pedir el voto. Pero la gran mayoría se quejaba de que el problema principal es que los votos lleguen tarde. Nosotros los debíamos haber recibido antes del 4-5-2015. Lo recibimos el 18-5-2015 y

Fotografía: Milagros Romero de Ávila
Fotografía: Milagros Romero de Ávila

votamos el 20-5-2015″.

Esta enfermera ex trabajadora del SESCAM nos explica que “había un plazo: Antes del 19 se podían enviar los votos por correo al consulado” y que “presencialmente en el consulado se podía hacer el 20, 21 y 22 de 09h a 20h”. Tal y como ella misma lo cuenta, “el consulado los debía enviar a España el 21”.

Al preguntarle por qué son tan lentos estos trámites nos responde que no lo sabe pero apunta que “es bastante irregular porque yo recogí mi voto y el de mi marido y sólo me pidieron el DNI. Y en el consulado -continua- nos recogió los votos el cónsul sólo, no había más funcionarios. Los metimos nosotros mismos en la urna, luego los mandan a España y los reparten a cada comunidad para el recuento”.

 

“Es un poco raro que sólo estuviera él para recogerlos”

Le preguntamos sobre la posibilidad de realizar acciones irregulares como meter más de un voto por persona o que el propio cónsul pudiera manipular los votos, y los mecanismos existentes para evitar que eso ocurra y nos cuenta que ella y su marido no podían “meter más votos” porque el cónsul estaba con ellos “y no había nadie más”. Explica que no saben “si él -el cónsul- lo puede manipular porque la urna era igual que las de España. Y no sé si tenía que mandar sólo los votos o la urna entera”.

También le preguntamos si piensa que la causa por la que muchos ciudadanos no pudieron votar se debe a que no hicieron bien los trámites, y nos contesta que “el problema es que los documentos y los votos no les han llegado. Ellos lo solicitaron en el plazo pero no les ha llegado”.

¿Son importantes estas manifestaciones?

“¡Claro que es importante!” -exclama- El problema es que te sientes huérfano aquí y no se confía en nada en que se nos escuche y mucho menos que se nos haga caso. Creo que la gente está resignada -continúa- y por eso no van a este tipo de concentraciones (aunque es mi opinión)”, aclara. También dice que “muchos han venido rebotados y hartos de como funciona la burocracia española y no quieren saber más de esto (por lo menos de momento)”, señalando que esto último también es su opinión particular.

Para concluir esta entrevista realizada a través de whatsapp y por la que hemos podido acercarnos a este problema, le preguntamos qué propuestas ha pensado para solucionarlo. Nos señala las siguientes iniciativas:

1. Tomar en serio a los votantes emigrantes (como a todos los españoles)

2. Crear colegios electorales en los Consulados con las mismas normas y garantías que en España

3. Tener el mismo protocolo de recogida de votos que en España cuando se vota por correo, con funcionarios del Consulado, p.ej

VI Marcha hacia Villar de Cañas

El domingo 26 de abril, La cueva del río estuvo realizando un programa de radio en directo desde la Plaza Mayor de Villar de Cañas, durante la VI Marcha contra el ATC que organizó la Plataforma contra el cementerio nuclear. Ese programa lo realizamos gracias a la energía solar que nos proporcionó Juan Cuartero de Solaer. Mientras José Verdú nos contaba cómo transcurría la manifestación a pie de campo, mientras desde la Plaza Mayor manteníamos un diálogo con Paca Blanco, coordinadora del área de energía de ecologistas en acción, Jesús Muñoz, miembro de Ecologistas en Acción de Daimiel y el propio Juan Cuartero en el que reflexionaban sobre la gestión de los residuos nucleares, un problema de enorme magnitud que no sale todo lo que debiera en los grandes medios y que va condicionar el futuro de nuestra sociedad. Estamos preparando un reportaje multimedia en el que organizaremos toda la información que hemos recogido durante los días 25 y 26 de abril. Mientras, os dejamos acceso a todos los materiales audiovisuales que hemos realizado.

Más videos en nuestro canal de youtube Fotografía: José Verdú y David Sánchez En breve tendréis toda la información ordenada en el reportaje multimedia que estamos realizando. ¡Gracias por compartir vuestras ideas y conocimientos en La cueva del río!

Voces contra el TTIP desde las calles de Cuenca

Medio centenar de personas han acudido a la cita que han convocado diversos colectivos y organizaciones sociales para protestar contra el tratado de libre comercio que están negociando Estados Unidos y la Unión Europea. La marcha se ha iniciado en los servicios periféricos de agricultura y ha recorrido la calle carretería y el parque de San Julián, deteniéndose en las sedes de los ministerios de economía y hacienda.

Los manifestantes clamaban contra el TTIP mientras la tarde del sábado tenía a los comercios del centro de Cuenca en plena actividad. Durante la manifestación preguntamos a algunos ciudadanos por qué se manifiestan contra este acuerdo comercial. Esto es lo que nos contaban:

Entre los manifestantes también se encontraban Ana Cruz, miembro de Izquierda Unida de Cuenca, y Carlos Villeta, coordinador de Ecologistas en Acción de Cuenca. Para Ana Cruz, el TTIP es “una traición a la ciudadanía” que pone los intereses de las multinacionales por encima de los derechos de las personas. Carlos Villeta incidía en los efectos que puede tener para la economía de la provincia, dándose la posibilidad de que en agricultura, por ejemplo, entren a competir en el mercado productos más baratos que los de la provincia porque estos últimos “se producen de una forma más sana”.

La marcha terminó en torno a las nueve de la noche frente a la sede del Ministerio de Economía en Cuenca. Sin embargo, en las mismas inmediaciones del Parque de San Julián pero en la sede de Hacienda, se realizó una representación teatral con la que se satirizaba el efecto que, según los manifestantes, puede tener el TTIP sobre los ciudadanos.

El TTIP (Acuerdo Transatlántico para el Comercio e Inversión) continúa sus negociaciones pese a las crecientes oposiciones.

No ha sido noticia en los grandes medios, no ha estado presente en la agenda mediática. Actualmente, se conoce relativamente poco en la esfera pública sobre este tema, el Tratado de Libre Comercio que lleva negociándose durante bastante tiempo entre la Unión Europea y Estados Unidos. Cómo puede afectarnos este acuerdo bilateral en el ámbito económico y social. En toda la Unión Europea hay diversas plataformas que muestran su rechazo a esta medida que dicen, se está negociando con total opacidad.

Fuente: albertoalemanno.eu

¿Qué significa el acrónimo TTIP?
TTIP son las siglas de Trasatlantic Trade and Investment Partnership, que traducido a nuestra lengua materna es “Asociación/Tratado Trasatlántico para el Comercio e Inversión”. Su sinónimo sería Área de Libre Comercio Trasatlántico, y en estos momentos tanto la Comisión Europea como los Estados Unidos siguen con la negociación de este acuerdo bilateral tras varios meses. A pesar de ello, generalmente se conoce bastante poco acerca de los motivos, objetivos y medidas que traen consigo esta asociación occidental.

Con este tratado, se supone que desaparecerían las barreras, los límites comerciales entre las dos grandes potencias, lo que acercaría a la Unión Europea aún más al bloque Norteamericano y viceversa. En 2013 comenzaron las negociaciones entre Estados Unidos y Europa. Al principio, se filtraron documentos de las negociaciones sobre productos transgénicos -que tienen veto en Europa-. La Comisión Europea lanzó un informe sobre Empleo y Crecimiento tras lo cual se propuso la negociación de una serie de directrices, en el mismo momento en que publicaban una evaluación sobre el futuro de la Unión Europea y, además, de Estados Unidos y los posibles efectos de un también futuro Tratado de Libre Comercio entre ambos bloques, sobre lo que se lleva especulando durante varios años. Según los estudios realizados por expertos de la Comisión Europea, y comprobándolo históricamente, este acuerdo en caso de sancionarse, podría llegar a ser el mayor acuerdo comercial y de inversiones bilateral que se hubiera realizado.

En el caso de España, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hizo referencia a este convenio durante el último debate sobre el Estado de la Nación, que fue en febrero de este mismo año. En esta referencia, quiso dejar claro que España apoya ese acuerdo en negociación, pero sin dar demasiados detalles acerca de dicho tratado ni explicar al resto de diputados en qué consistía tal negociación. A pesar de la falta de información tanto en la Página de la Unión Europea (además sin traducir) y del Gobierno de España, no hemos querido quedarnos en la superficie de esta cuestión que en apenas unos meses, según los expertos, puede acabar aprobándose.

Con el Tratado Trasatlántico, se supone que pueden venir un buen número de medidas y subrayamos dicha suposición, ya que conocemos más bien poco relativamente acerca de este acuerdo que podríamos considerar que se teje en las tinieblas y de un modo más bien opaco, cosa que ya hemos podido ver en el modo de acceso de los eurodiputados a la sala que acoge los documentos de este tratado que sigue en periodo de negociaciones. Una vez que los eurodiputados han tenido acceso, no han podido apuntar nada, ni hacer fotografías, y además disponían de un tiempo limitado.

La falta de transparencia en el aspecto es de especial relevancia. El objetivo principal de dicho tratado, según explica la Comisión Europea, es eliminar cualquier barrera comercial que exista. Dichas barreras en la actualidad pueden ser aranceles o contingentes, y la realidad es que son unos de los impuestos más bajos en el mundo, pues en muchas ocasiones (actualmente) están por debajo del 5%. Un objetivo secundario sería en primer lugar reducir, y si es posible, eliminar, toda barrera no arancelaria. Lo que podemos entender como barreras jurídicas más que fiscales y cuyo objeto podría ser poner unos “límites” a la competencia, algo que es demasiado complicado y que puede no llegar a ser así.

Otro de los objetivos sería proporcionar al sector privado un derecho de ir a juicio contra las leyes, disposiciones legales y regulaciones de los Estados, en caso de que se considere que pueden ser un obstáculo a la hora de continuar con la actividad comercial. Lo singular es que en vez de ser juzgados, en todo caso, por la jurisprudencia nacional, sería a través de unos mecanismos privados o comités de “resolución de conflictos”. Habría que tener en cuenta que existirá una homologación normativa, lo que significa que cualquier norma que regule la producción de un determinado producto en Estados Unidos, podría ser también ejecutable en la Unión Europea, y el veto que existe en ciertos productos (véase transgénicos) podría disolverse.

Todo esto traería consigo que en un Estado como bien puede ser el nuestro, no se podrían aplicar políticas económicas que sobresalieran o que se enfrentaran a las políticas establecidas en este Tratado. Recordemos que la primera reforma constitucional se debía a una exigencia del Tratado de Maastricht, y este Tratado que estamos tratando de Libre Comercio entraría en el Marco europeo.

Como en cualquier política o acuerdo económico, hay posturas a favor y en contra. Las que están por que se realice este acuerdo, consideran que esto potenciaría el crecimiento económico, la liberalización económica y mejoraría la expansión de los mercados. También consideran que puede verse favorecido el empleo y bajarían las tasas de paro. Los argumentos en contra se basan en que con el TTIP se produciría un aumento de poder de las grandes empresas y grupos, lo que traería consigo una inclinación de la balanza hacia un extremo. Si, como se considera, crece el poder de las grandes empresas y grupos empresariales, crecería con ello el control que ejercieran, o presión hacia la Administración. Aquí cumplirían una gran función los llamados lobbies.

El Acuerdo Transatlántico que puede sancionarse en los próximos meses apuntaría, según han señalado algunos expertos económicos, a una ruptura del proteccionismo económico, lo que quiere decir que se dejarían de proteger los productos del país, omitiendo toda limitación a la entrada de productos extranjeros, como hemos visto ya, en muchas ocasiones de bastante peor calidad. Por otro lado, podrían crecer los mercados de los productos españoles, y la exportación podría aumentar, según se cree. Para poner un ejemplo de proteccionismo en el Marco europeo, hablamos de la Política Agraria Común, que ha sufrido una reforma en el curso vigente. Un dato que hemos consultado es que a fecha de 2012, Estados Unidos solo suponía un 3,85% del origen de las importaciones, y un 4,05% del destino de exportaciones, lo que significa que el bloque del MERCOSUR (Mercado Común del Sur) unos puntos por delante. Esto significa que España destina mayor número de exportaciones a países como Chile, Colombia o Bolivia que a Estados Unidos (en bloque). Con estos datos, por lo tanto, nos surgen muchas preguntas.

Según Jeronim Capaldo, en un estudio realizado para el Global Development and Environment Institute, “el TTIP llevaría a pérdidas netas en términos de exportaciones netas” posiblemente hasta diez años después de ser aprobado. Así, las economías del Norte de Europa serían las que sufrieran las mayores pérdidas. También habría pérdidas netas en términos del Producto Interior Bruto, también de manera especial en los países del Norte. Los ingresos de los trabajadores tendrían pérdidas -en contraste con lo que dicen los partidos que apoyan dicho tratado-, con mordidas de hasta 5.500 € por trabajador -en caso de Francia, por ejemplo-. Las visiones de la Unión Europea y de los partidos políticos que defienden este Acuerdo son las siguientes:

No existe versión en castellano de este video de la Comisión Europea, que forma parte de la campaña de concienciación para conocer de manera superficial el TTIP. También han publicado una serie de mitos y realidades sobre este Tratado:

Y estas son, de un modo muy resumido, las posturas de los principales partidos políticos de nuestro país sobre el TTIP, lo que lleva a la típica y necia identificación de que “la izquierda no quiere un TTIP”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

De vuelta al trabajo de Capaldo, y con las posibles repercusiones -según su estudio- del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión en la economía, dicho Tratado provocaría pérdidas de puestos de trabajo, unos 600.000 empleos en total.  Además, se estima una reducción de la participación de salarios en los PIB, lo cual “contribuye al actual estancamiento”. Por contra, habrá transferencia de rentas del trabajo al capital. El TTIP llevaría a “una pérdida en los ingresos públicos de los Estados”. Así, los déficits públicos podrían incrementar su porcentaje en el PIB de cada país. En general, según Capaldo, se crearía una mayor inestabilidad financiera en la que se acumularían los desequilibrios de todos los países miembros. Los ingresos de exportaciones bajarían, por lo que la recaudación disminuiría. Por ello, la demanda debería sostenerse por los beneficios y la inversión, pero, al poder darse un crecimiento de consumo por debajo de las estimaciones, los beneficios no serían de incrementos en ventas.

Según Verónica Gómez, de la Comisión Internacional de ATTAC y uno de los miembros fundadores de la plataforma nacional ‘NoalTTIP’, además de Doctora en Socioeconomía; “si se crease este acuerdo y el Consejo de Cooperación Regulatoria que ellos pretenden, aquellos sectores sobre los que no se hubiera extendido el acuerdo sí que podrían salir adelante”. Dicho ‘Consejo de Cooperación Regulatoria’ es un organismo en el que estarían representadas autoridades, funcionarios y representantes tanto europeos como estadounidenses que se dedicaría, según Gómez, a “detectar nuevos sectores donde se podría seguir ‘desregulando'”. Sería el organismo que estudiaría los nexos creados en este Tratado, los ámbitos donde se deberían aplicar las legislaciones y así llevar a cabo las regulaciones que realice el Acuerdo.

Dicho Consejo sería un lobbie en toda regla mediante el cual las multinacionales podrían -según denuncian activistas y plataformas en contra del Acuerdo- acceder a mayores presiones hacia los Parlamentos y gobiernos de los países de Europa e incluso del Europarlamento.

 

-2ª Entrega, 24-Abril a las 19:00 h-