La cueva del río asistirá, el próximo 28 de junio, a las IV Jornadas Internacionales de Periodismo Medioambiental

Ahora que estamos en la recta final de nuestra formación universitaria, queremos seguir formándonos y seguir aprendiendo. Hemos recibido la oportunidad de acudir a las IV Jornadas Internacionales de Periodismo Medioambiental, organizadas por el diario El Mundo con la colaboración de ECOEMBES.

En esas jornadas tendremos la oportunidad de escuchar a destacados profesionales de medios españoles e internacionales como Mar Cabra, Sara Acosta, o Javier Gregori entre otros.

Aquí puedes consultar toda la información sobre las jornadas

Acudiremos para seguir aprendiendo y ampliando nuestros horizontes periodísticos.

 

Joder con la pregunta…

¿Por qué vale la pena estudiar y ejercer el periodismo?

No acostumbro a escribir columnas de opinión. Sinceramente, pienso que los periodistas en lugar de centrarse en dar su opinión sobre lo que ocurre, deberían ocuparse únicamente de buscar la mejor información, contrastarla y ponérsela en bandeja a los ciudadanos para que, en cualquier caso, sean ellos los que opinen y nos enriquezcan con sus opiniones. Sin embargo, los periodistas también somos personas, y ciudadanos, y tenemos ideología y opinión sobre lo que nos pasa y lo que vemos a nuestro alrededor. Hoy se celebra el día mundial por la Libertad de Expresión y es el día en el que los periodistas celebramos nuestra profesión, que, a pesar de todos los lastres y errores que cometemos cada día, sigue siendo necesaria, aunque deberíamos dar ya un golpe en la mesa para que los ciudadanos sigan viendo el periodismo como una herramienta esencial para la sociedad democrática. No acostumbro a escribir columnas de opinión, como decía al principio, pero hoy quiero compartir con vosotros un texto que fue resultado de un ejercicio de clase que nos propusieron en la Facultad de Periodismo de Cuenca para la asignatura Diseño y Edición Periodística Digital y que consistía en responder a la pregunta ¿Por qué vale la pena estudiar periodismo?. Os dejo ese texto a continuación y me despido no sin antes alzar mi voz por reivindicar el periodismo libre e independiente de los poderes económicos, religiosos y políticos y cercano a las personas buenas y sencillas.

 

 

Curiosa pregunta la que se nos plantea: ¿Por qué vale la pena estudiar periodismo? Y, ciertamente, llega en un momento muy oportuno.

 

Ya que esta es una cuestión bastante íntima, espero que al profesor que corrija esta práctica no le importe que utilice en mi redacción un estilo más personal, más íntimo, acorde a la naturaleza de la pregunta en cuestión. En otro trabajo utilizaré un estilo más académico e impersonal, con frases correctas en 3ª persona, sin salirme del guión que mande el profesor.

 

Pero para esta práctica no puedo escribir de esa forma impersonal. Así que voy a ser sincero.

 

No podría llegar en un momento más oportuno esta pregunta. Lo digo porque este curso lo he empezado tan desmotivado que en más de una ocasión he perdido la confianza en el valor que tiene esta profesión para la sociedad. Sinceramente, hoy el desánimo que siento me llevaría a dejar el periodismo y dedicarme a algo que de verdad me llene, como la música o la horticultura… aunque tampoco son profesiones que gocen de sus mejores días.

 

Y, ¿a qué viene tanto desánimo? Lo contaré brevemente, en un titular de dos palabras: ESTOY QUEMADO.

 

Y, ¿por qué me he quemado? El curso pasado viví el fracaso de un proyecto periodístico propio -y que el próximo mes de noviembre cumple cuatro años de vida, aunque no está de fiestas, ni mucho menos-. Ese proyecto fracasó porque, para llevarlo adelante yo solo, tuve que hacer malabares para compaginar todo (estudios universitarios, estudios de idiomas, proyectos propios y otras movidas…) y dejaba a un lado descansar, respirar y estar con la gente a la que quiero. Sí, aunque suene a cursilada, descuidar a las personas que te quieren es lo más autodestructivo que puedas hacer.

Total, que tuve que decir basta y abandoné un proyecto que me hacía ilusión para preservar mi salud mental y física (igual exagero, pero yo sentía esa “autoexplotación” de una forma muy peligrosa). En seguida volví a centrarme en estar con los míos y sacar bien la universidad. De los idiomas mejor no hablo, porque todavía sigo intentando sacarme el B1 de inglés. Fucking language!!! ¡¡Con lo bonito que es el italiano al que también abandoné!!

Después de aquello seguí haciendo periodismo colaborando con medios como El Crisol de Ciudad Real o La Marea, lo cual me ayudaba a mantener el ánimo. Pero aún llevo el luto de ese proyecto propio que está muerto. Lo que sí he hecho bien es volver a estar con los míos (qué bien me lo he pasado este San Mateo), y he empezado a hacer ejercicio, con lo cual estoy mucho mejor físicamente.

 

¿Por qué vale la pena estudiar periodismo?

(Inciso: Teníamos que leer un decálogo de Jorge Carrión sobre las razones para hacer periodismo y escoger algunos puntos para realizar este ejercicio)

 

No he perdido de vista el objetivo de esta práctica: Escoger dos o tres principios del artículo de Jorge Carrión y argumentar por qué los he escogido. Sin embargo, tengo un problema. O los cojo todos o ninguno, porque ningún principio en separado me convence, y, aunque el artículo completo tampoco, en globalidad sí que lo cogería.

Voy a tratar de encontrar mis propias razones para estudiar periodismo y ser periodista. Seguramente coincidirán con algunas de las cosas que dice Jorge Carrión, pero si no soy capaz de encontrar esas razones dentro de mí jamás podré convencerme de que este señor tiene razón en lo que dice.


Por esa sensación de que haces algo útil para los demás

Aunque el programa “Sálvame” sea el rey de la televisión y las tertulias políticas de la tele se parezcan más a “peleas sobre el barro” que a debates de ideas sobre cuestiones de interés general, creo que el periodismo es una profesión que sirve a los demás. Pero, ¿para qué sirve el periodismo en una sociedad democrática?

Miro a los míos y pienso en sus profesiones y el valor que aportan a la sociedad. Tengo dos amigas que son hortelanas agroecológicas, y su trabajo consiste en recuperar semillas antiguas y luchar contra Monsanto para que todos tengamos alimentos sanos y autóctonos para comer. Mi tía es enfermera, ella salva vidas. Mi madre, que es contable, nos ayuda a no volvernos locos con las cuentas y que todo este bien ordenado. Mi novia esta estudiando para ser profesora, ella tendrá que guiar a sus peques en ser buenos ciudadanos. Mi abuela, que siempre ha sido ama de casa, sólo reparte amor, que se plasma, entre otros gestos, en sus tortillas de patatas o sus croquetas… la pena es que eso no cotice para la jubilación en esta sociedad de mierda en la que vivimos.

Podría seguir citando profesiones de mis familiares y amigos y ver lo que nos aportan a los demás en su día a día. Curiosamente tengo un amigo que es periodista. Trabaja en El Crisol de Ciudad Real, y, por lo tanto, se dedica al periodismo local, esa parte de la información que no existe porque no sale por la tele.

Si pienso en lo que él aporta a nuestra ciudad, lo primero que se me viene a la cabeza es que no me enteraría de muchas de las cosas que suceden a mi alrededor si él y otros compañeros no las contaran. Tampoco pensaría en las repercusiones que puede tener el cierre de Elcogás, o no conocería ciertas historias de mis convecinos que me harían pensar, como la lucha de una mujer contra la sensibilidad química múltiple.

Si pienso en que llegara un día en el que los periodistas locales dejaran sus redacciones y nadie contara nada de lo que sucede a nuestro alrededor con el rigor y la ética que caracterizan a esta profesión tan rara, seguramente estaríamos más desprotegidos de los caciques que intentan gobernarnos. Y, probablemente, sea esa la primera razón por la que merece la pena ser periodista y formarse para ello. Por ese servicio público que consiste en explicar a los demás todo lo que sucede y poner encima de la mesa los debates que, colectivamente, debemos afrontar para mejorar nuestro mundo por el bien común.

Seguramente habrá ocasiones en las que cueste darse cuenta de este valor porque es invisible. Como la gente que se dedica a la cultura o la educación. Un tomate se come, una herida se cura, la contabilidad se archiva… Pero todos recordamos aquellas canciones que nos hacen saltar o a aquella profesora que nos motivó para encontrarnos a nosotros mismos. El periodismo es también un valor inmaterial. No se ve, pero se siente… como el amor de nuestras abuelas.

 

Porque a veces la vocación no se elige”

Aunque en este decálogo hay algunos puntos bastante ridículos, como el de “algo hay que estudiar”, y otros que no me dicen nada nuevo como “siempre será necesario gestionar información” o “todos tenemos alma de hácker”, he de reconocer que este punto sí que es cierto.

Mi vocación es contar historias. Ya sea a través del teatro, de la música o del periodismo. Como diría Toni Garrido en su cuenta de twitter, “soy cuentaor”. Me apasiona contar cosas a los demás, compartir reflexiones interesantes, descubrir nuevas ideas, emocionarme con un buen libro, una fantástica canción, una gran obra de teatro o una magnífica película y después contárselo a los demás.

Pero podría echarme para atrás el hecho de que los periodistas que trabajan en los grandes medios de comunicación están atados por lo que dictaminen sus dueños, que suelen ser multinacionales sucias como Repsol o entidades financieras que invierten en armas como el Banco Santander. A esos “dueños del periodismo”, como diría Ramón Reig, poco les interesa el bienestar general y convierten esta profesión en una porquería. Normal que a muchos estudiantes nos dé por tirar la toalla.

Sin embargo, si atendemos a ese punto que propone Jorge Carrión y le añadimos el de “porque existen Mongolia y Orsai” y La Marea, y Periodismo Humano e Infolibre y Jot Down, y El Crisol de Ciudad Real, y etcétera, y etcétera… me doy cuenta de que hay una alternativa al desánimo. ¡¡Todavía hay gente que conoce el valor de contar historias, de explicar lo que ocurre a nuestro alrededor!! ¡¡Sólo por esas personas que apoyan el periodismo libre de las garras de los mercados merece la pena hacer periodismo!!

 

La mejor forma de luchar contra la desmotivación…”

Creo que esta práctica me ha venido bien, a modo de terapia. Ha sido como hablar con un amigo, que es como hablar con uno mismo. Desahogarse es sano, y te ayuda a encontrarte cuando estás perdido.

Después de redescubrir por qué quiero ser periodista creo que ese proyecto propio que ahora está muerto tiene oportunidad de renacer de sus cenizas. En fin, no lo sé. Pero mientras resurge o no resurge, o colaboro o no con otros proyectos, creo que lo que mejor puedo hacer es volver a contar historias. Al fin y al cabo, como dice mi amigo periodista, “la mejor forma de luchar contra la desmotivación es la acción”, así que voy a volver a buscar historias que contar.

 

David Sánchez Romero de Ávila, 3º, Facultad de Periodismo, UCLM, Cuenca

ADENDA: Lo mejor de aquel fracaso fue que aprendí muchas cosas y que me alié con compañeros y amigos para poder seguir adelante. Aquí está la prueba

Nuevos modelos periodísticos a debate en la UCLM

Hoy se celebra en la Facultad de Periodismo de la Universidad de Castilla-La Mancha un coloquio entre profesionales y alumnos sobre los nuevos modelos de hacer periodismo, un espacio de debate al que asistirán Andrés Gil, redactor jefe de Eldiario.es, Francisca Bravo, redactora jefa de Eldiario.es Castilla-La Mancha, Antonio Laguna, decano de nuestra Facultad y José María Herranz, profesor y director del proyecto El Observador, plataforma on-line que se prepara para ser relanzada en las próximas semanas.

Con el objetivo de hablar de las nuevas formas y modos de hacer periodismo en la actualidad, los nuevos tipos y modelos que han nacido y siguen desarrollándose y el futuro de la profesión, este debate lo organiza la Facultad de Periodismo y Eldiario.es, lo que supone una oportunidad para expresar nuestras inquietudes e ideas acerca de lo que depara y deparará el futuro de esta profesión de la que hoy nos estamos formando.

Previamente a la charla-coloquio, que será moderada por Beatriz Moragón, delegada de estudiantes de la facultad, nuestros compañeros de La cueva del río, David Sánchez y José Verdugo participan junto a Ana Molina en un Informativo radiofónico a las 12:00, que se realizará en el estudio de radio del ITAV adjunto a la Facultad, donde también realizarán una tertulia con periodistas y estudiantes. Este será un programa especial de Agenda UCLM, un programa de radio realizado por estudiantes de la Facultad que lleva en activo todo el presente curso.

Toda la jornada será retransmitida en este reproductor:

Educación en lucha

25 de febrero
Fotogalería: Cuencaon.com

La cueva del río quiso sumarse a las actividades relativas a la Huelga General de Estudiantes convocada para el 25 y 26 de febrero, y lo hizo de la mejor forma que sabe: intentando informar. Con motivo de las concentraciones en contra del proyecto de reforma universitaria 3+2 impulsado por el ministro Wert, los periodistas de La Cueva realizamos en la mañana del pasado miércoles un programa de radio desde la planta baja de la Facultad de Periodismo de Cuenca. El objetivo: intentar comprender con más detalle en qué consiste la iniciativa y conocer las posturas de las diferentes partes a las que esta reforma afectará de una forma u otra.

El segundo programa de la nueva etapa de La cueva del río, titulado Educación en lucha, ofreció sus micrófonos a representantes de diferentes colectivos a los que les atañe el proyecto ‘3+2’, como la Delegación de Estudiantes del Campus de Cuenca, Nuevas Generaciones del PP de Castilla-La Mancha, el Movimiento Estudiantil Universitario de Cuenca o el Colectivo Estudiantil de Ciudad Real. Asimismo, también charlamos sobre el 3+2 con Vanesa Saiz, vicedecana y profesora de la Facultad de Periodismo de Cuenca, y establecimos una tertulia con estudiantes de dicha facultad. Puedes escuchar el programa al completo a continuación:

 

 

 DSC_9889 
      
     

Cruz Ruiz: «Uno de los intereses del 3+2 es que la gente no pueda financiar sus estudios con el nuevo modelo«

    El delegado del Campus de Cuenca dijo que «lo que no se puede tolerar es que en ningún momento se haya contado con los alumnos y las universidades» por esa razón, explicó que «más que una protesta contra el 3+2 es una protesta por las formas por las que el Ministro Wert ha llevado a cabo esta reforma». Cruz Ruiz expresó la preocupación de los estudiantes al verse incapaces de poder pagar los másteres y estudios universitarios, viéndose obligados a depender de empresas privadas y créditos bancarios para poder estudiar. Desde la Delegación de Estudiantes del Campus de Cuenca organizaron el mismo día 25 una chocolatada para animar a los estudiantes a reunirse en asamblea en la Casa del Estudiante para discutir sobre el 3+2 y otros problemas de la Universidad.

Cristina Molina: «Queremos que nuestros estudiantes tengan la posibilidad de trabajar en otros países al finalizar sus estudios, y con esta medida se les facilita» 

    La presidenta regional de Nuevas Generaciones defendió las políticas educativas del Gobierno de España y de Castilla-La Mancha destacando que «siempre se busca que los universitarios y los estudiantes estén mejor formados». Dijo sobre las manifestaciones que se convocaron los días 25 y 26 de febrero que, aunque las respeta, en muchas ocasiones s»on organizadas por organizaciones que son una parte mínima que no representa a todos los estudiantes». Defendió a su vez la reforma del 3+2 porque «la mayor parte de los países europeos tienen incorporado éste sistema», en el sentido de que la reforma pretende compatibilizar mejor los estudios universitarios de España con los del resto de Europa.

Vanesa Saiz: «La aprobación de este decreto me parece irresponsable y surrealista»

    La vicedecana y profesora de la Facultad de Periodismo de Cuenca también participó en este programa especial sobre las protestas generadas a raíz del 3+2 mostrando su desacuerdo con la medida y recalcando los intereses ideológicos de la misma. Tal y como explicó, «éste es un buen ejemplo de lo que está pasando en la universidad y sobre cómo se abordan los debates». La investigadora criticó, entre otras cuestiones, que se haya aprobado una reforma del 3+2 cuando aún no se ha podido examinar si se ha adaptado bien la universidad española al Plan Bolonia. Por último, Vanesa Saiz comentó la deriva excesivamente mercantilista que está tomando la universidad, obviando muchas otras cosas que la universidad debe dar a los estudiantes además de su preparación para la incorporación al mercado laboral.

 

 

  
   

Víctor Manuel Arias: «Todo el mundo se ha alterado con el proyecto 3+2. Debemos informar correctamente a los estudiantes de qué se trata»

    Por su parte, Víctor Manuel Arias, portavoz del Colectivo Estudiantil de Ciudad Real, quiso hacer hincapié en el extendido desconocimiento sobre el contenido del decreto y en la necesidad de informar de la forma más adecuada posible en qué consiste el propósito del Gobierno, una necesidad que en el Campus de Ciudad Real trataron de cubrir celebrando una asamblea informativa sobre el 3+2 que decidió convocar a los estudiantes a un referéndum.También criticó al Sindicato de Estudiantes por no contar con las «bases del movimiento estudiantil» a la hora de convocar la huelga, reivindicando, a su vez, la necesidad de hacer autocrítica y pararse a reflexionar antes de convocar nuevas movilizaciones.

Rodrigo Menor: «Depende de nosotros (los estudiantes) que esta reforma consiga establecerse o no en el sistema educativo»

    Rodrigo Menor, representante del Movimiento Estudiantil Universitario de Cuenca, expresó el descontento de su organización ante el 3+2 explicando que «el tema fundamental del 3+2 es reducir el grado de cuatro años a tres y, así, recortar materia y capacidades adquiridas y hacer del máster algo imprescindible». Añadió que el encarecimiento de los másteres puede suponer que «cada vez va a costar más y más la carrera», siendo «una estrategia más» en el objetivo de «echar a la clase trabajadora de la universidad». Para evitarlo, Rodrigo Menor recalca la «línea de defensa y de ataque» para defender el actual sistema público de educación y proponer soluciones como las que comenta en esta entrevista para mejorarlo.  

Tertulia con estudiantes

20150225_115533

Para finalizar éste programa especial de sobre la reforma del 3+2, La cueva del río volvió a desplegar su radio participativa, con la que invita a los ciudadanos que acuden a ver el programa a participar en el debate utilizando el micro abierto. El último tramo de este programa se dedicó especialmente a la reflexión y al diálogo entre estudiantes universitarios. Lorena Garrote y Pedro Miguel Peralta, estudiantes de la Facultad de Periodismo de Cuenca, dinamizaban la mesa redonda radiofónica sobre el enfoque de la educación: ¿Tenemos un sistema educativo enfocado a formar mentes críticas o a seguir produciendo eslabones de la cadena de montaje?

Tanto Lorena como Pedro Miguel tenían claro que el actual sistema educativo «sólo te prepara para el mercado laboral, pero no para pensar por ti mismo». Además, tal y como apuntaba Jose Manuel a través del micro abierto, el principal problema de la educación en España es la falta de estabilidad en las leyes educativas, ya que se cambian cada vez que hay un cambio del color político del Gobierno. Por otro lado, estos futuros periodistas también apuntaban la posible segregación social por motivos económicos que puede darse en el futuro a raíz de éstas políticas.

Al final de ésta tertulia con compañeros, no sólo de Facultad, sino de profesión, conectamos con Begoña Espina que nos contaba la última hora desde la Casa del Estudiante del Campus de Cuenca donde estaba a punto de empezar la Asamblea de estudiantes del 25 de febrero.

Asamblea del 25F

La Asamblea del 25F reunió a un grupo de estudiantes del Campus de Cuenca con el objetivo de poner en común preocupaciones sobre la deriva que está tomando la universidad y proponer ideas para intentar enfocarla hacia la defensa de la educación pública.

Entre los problemas que se señalaron, se hizo mucho hincapié en la inestabilidad de las leyes educativas en España que impiden que se pueda consolidar y desarrollar un sistema de aprendizaje adecuado. También se trató la segregación social que puede causar la necesidad de cursar másteres para poder tener una formación completa, entre otras cuestiones.

Sin embargo, a pesar  de lo negativo del panorama que se dibujo en la discusión colectiva, se recalcó la necesidad de pasar de la protesta a la propuesta. En este sentido, la asamblea decidió hacer una recogida de firmas para ver cuánta gente está a favor y en contra del 3+2, y testear así el grado de oposición al decreto aprobado recientemente por el Gobierno.

26 de febrero

20150226_122733

A las doce del mediodía del pasado jueves 26 de febrero se llevó a cabo una manifestación de estudiantes frente al Vicerrectorado del Campus de Cuenca para mostrar el rechazo del colectivo al proyecto de reforma universitaria conocido como 3+2. Sin datos oficiales sobre el número de manifestantes, la manifestación del 26F fue una de las más importantes en los últimos años en el Campus de Cuenca entre las que se distinguían estudiantes, profesores universitarios, y, sobre todo, alumnos de secundaria y bachillerato, que fueron a defender el futuro de la educación pública.

En la explanada del Vicerrectorado se realizó una lectura de diferentes manifiestos por parte de miembros de la Junta de Estudiantes de Secundaria y del MEUC. Entre los discursos previos a la marcha por el Campus, también se pudo escuchar a Adelina Flores, una estudiante de Periodismo que expresó, sin leer ningún papel y hablando desde el corazón, su apoyo a la causa, concienciando a los estudiantes a luchar por la democracia, que, como ella misma reivindicó, «no es una herencia, sino un derecho que tenemos que defender día a día», reconociendo así lo que generaciones anteriores han luchado para que haya democracia en España.

A continuación, los asistentes a la concentración emprendieron una marcha que les llevó por diferentes centros del campus, como las facultades de Periodismo, Politécnica o Educación, para hacerse oír y animar a otros alumnos a unirse a la protesta. Así pues, la multitud recorrió el campus mientras sonaban cánticos como “¡Contra el 3+2, lucha y organización!”, “Si somos el futuro, ¿por qué nos dan por culo?” o “Estudiante, si no luchas, nadie te escucha”. La jornada transcurrió con total normalidad, concluyendo pasadas la una y media de la tarde. El Campus de Cuenca no se quedó callado ante la posible elitización de la universidad pública.

 

20150226_122307 
  20150226_130957

Además de realizar entrevistas, fotografías y tomar notas, también realizábamos la cobertura a través de twitter


Y en muchas ciudades del país también se hacían eco en esta red social sobre las distintas reivindicaciones

[su_heading size="28"]Revolución Pingüina[/su_heading]

Mientras realizábamos las entrevistas durante la manifestación del 26 de febrero, nos encontramos con una chica que nos habló de la Revolución Pingüina de Chile.

Cuando Daniela terminó de contarnos la historia de este movimiento, quisimos saber un poco más sobre él para finalizar este reportaje, descubriendo que existen ciertos paralelismos o similitudes entre lo ocurrido en Chile y lo que ocurre hoy en día en España.

La revolución pingüina: ¿Qué fue exactamente, qué lo causó, y, sobre todo, qué consecuencias tuvo? Metemos en google «revolución pingüina chile» y los primeros resultados nos hablan de una gran movilización estudiantil realizada en Chile entre los años 2006 y 2011. Una movilización social, promovida por jóvenes de la escuela secundaria y universitaria, a causa de todos los problemas que presentaba la educación en Chile y que señala éste artículo de Andrea Ocampo en vice.com: La LOCE  (Ley Orgánica Constitucional de Educación) promovida por Augusto Pinochet; la Prueba de Selección Universitaria que generaba una segregación social que dividía entre ricos y pobres a los estudiantes chilenos, entre otros conflictos.

Las consecuencias de esa revolución se recogen en varios documentos que analizan el fenómeno con la perspectiva del tiempo. Una de las más destacadas es que éste movimiento recuperó la movilización social que la dictadura de Pinochet había callado durante muchos años. Así lo asegura Juan Eduardo García, que también asegura que «los pingüinos» lograron recuperar el diálogo entre la sociedad civil y los políticos, así como discutir, directamente entre estudiantes y políticos, las bases de la educación pública en Chile.

En este reportaje no vamos a incidir demasiado en este movimiento, ya que sería más adecuado hacerlo en una pieza específica. Sin embargo, os dejamos a continuación algunas referencias para que os podáis informar sobre la Revolución Pingüina:

Este documental de Jaime Díaz Lavanchy relata con testimonios de los protagonistas el desarrollo de aquella revolución

[su_vimeo url="https://vimeo.com/13588494"]

[su_vimeo url="https://vimeo.com/13589051"]

[su_vimeo url="https://vimeo.com/13590580"]

Y Beatriz Silva habla detalladamente de la historia de la Revolución Pingüina en este trabajo de investigación que os dejamos a continuación.

[su_document url="http://lacuevadelrio.es/wp-content/uploads/2015/03/cc2012-062.pdf"]

El crowdfunding y Kickstarter

El crowdfunding o micromecenazgo se fundamenta en la cooperación entre numerosas personas con el objetivo de financiar una idea. Las ayudas suelen ser donaciones en efectivo a cambio de recompensas relacionadas con el proyecto. Por ejemplo, si donas 10 euros recibes un disco del grupo que has ayudado a financiar y si son 20 también una camiseta.

Kickstarter es una de las plataformas más conocidas de crowfunding, en su web hay espacio para proyectos como videojuegos, literatura, comics, e incluso periodismo. Cualquier proyecto que cumpla con las reglas de la plataforma puede ser publicado:

  • Deben ser creaciones para compartir con los demás (“At some point, the creator should be able to say: “It’s finished. Here’s what we created. Enjoy!”).
  • Los proyectos tienen que estar presentados de manera clara y honesta
  • Por último, no se puede recaudar para caridad, no se pueden ofrecer incentivos financieros y no deben estar relacionados con los ciertos “objetos prohibidos”. Son considerados de esta manera aquellos que están altamente regulados, son ilegales o son potencialmente peligrosos.

 

Cabe señalar que Kickstarter solo te permite lanzar un proyecto si te encuentras en EEUU, Reino Unido, Canada, Nueva Zelanda o Australia. Además si no alcanzas la cuota establecida para financiar tu idea la plataforma no cobra nada a los mecenas”.

 

A la hora de buscar alternativas las hay bastante interesantes, como Indiegogo. Las diferencias principales radican en que esta plataforma sí que permite causas sociales, religiosas y políticas. Comparten espacio en la web causas como la recaudación de fondos para crear centros espirituales, financiar las navidades de una familia o el último disco de un grupo indie. Además, lo que hayas conseguido recaudar a lo largo del proyecto está a tu disposición aunque no alcances la meta final. Otras plataformas son Ulule, Verkami o Lánzanos, esta última primera plataforma de crowdfunding española.

 

 

El  crowdfunding  para financiar medios periodísticos

El ejemplo más sonado de medio que ha conseguido salir adelante con la ayuda del micromecenazgo en los últimos tiempos es el holandés De Correspondent.  El diario digital conseguía en tan solo 8 días 1 millón de euros mediante el pago de 60 euros anuales por parte de más de 15.000 personas. El medio fundado por Rob Winjberg no utilizó ninguna plataforma sino que albergo en su propia web las donaciones. El periódico en idioma danés pretende alejarse del periodismo mainstream y con las donaciones de sus lectores también podrá hacerlo sin anuncios de ningún tipo.

Contributoria es otro gran ejemplo de medio de crowdfunding y a la vez funciona como su propia plataforma. Cuando te registras recibes cierto número de puntos que puedes emplear en dar soporte a los textos de otros autores y ayudarles a mejorar sus proyectos. En el caso de que tú seas el escritor puedes recibir dinero si tu trabajo sale adelante y es publicado. Las opciones de pago ofrecen un mayor número de puntos o, en el caso de la más cara (unos 10$ dólares al mes), una edición impresa y una digital de Contributoria. Es The Guardian quien impulsa el proyecto personalmente, pero lo publicado depende enteramente del usuario.

Mediante el crowdfunding asistimos a un periodismo más cercano, que se debe a sus lectores y que cuenta con un mayor grado de independencia de los grandes conglomerados económicos. Si puedes salir adelante con lo que tus propios lectores te pagan, sin depender de la publicidad, no hay excusa para no realizar periodismo de calidad.

Como defiende Tanja Aitarmuto, Subdirectora del centro de innovación de medios de la Universidad de Brown en el artículo The Impact of Crowdfunding on Journalism: “Las donaciones de los lectores construyen una fuerte conexión de los reporteros hacia los donantes, lo que crea una nueva sensación de responsabilidad en los periodistas.”

 

[Photo credit: LendingMemo.com]

Enlaces de interés:

https://www.kickstarter.com/

https://decorrespondent.nl/en

https://www.contributoria.com/

https://www.indiegogo.com/

http://es.ulule.com/

http://www.lanzanos.com/

 

 

 

 

 

 

 

El nuevo papel de la prensa

Os presentamos un documental: «El nuevo papel de la prensa», que trata sobre los cambios que ha introducido Internet en el periodismo castellano-manchego. Es un trabajo que hemos realizado compañeros de la Facultad de Periodismo: Cruz Ruiz, Christian Sánchez, Pedro M. Peralta, Dani López y David Sánchez.

En este documental hablamos con periodistas que trabajan en medios digitales de Ciudad Real y Cuenca que nos explican las diferencias entre el periodismo tradicional y las nuevas formas de trabajar que ha traído el entorno digital. El documental también anima a reflexionar sobre el futuro de la profesión y de los medios impresos.